Portal de literatura, contracultura arte música

Category archive

Actualidad & Política

Hamlet Hermann: Tercermundismo de Estados Unidos

EN POR

El pueblo de Estados Unidos, con la debida excepción de los multimillonarios, está sufriendo una profunda sensación de crisis y de ansiedad por lo incierto de su futuro. El destino manifiesto que, supuestamente, “Dios” le había otorgado al imperio para extenderse ilimitadamente, tiene ahora un costo tan alto que no puede soportarlo. Los estadounidenses no acaban de entender por qué ocurren tantos fracasos mientras se les dice que son el país más poderoso y rico del mundo.

Empiezan a preguntarse ¿por qué sus tropas con el mejor armamento y la más alta tecnología no ganan un conflicto desde la Segunda Guerra Mundial? ¿Cómo puede ser posible que países atrasados como Corea, Vietnam, Irak y Afganistán hayan podido resistir y hasta vencer al imperio más poderoso de la historia?

Al margen de que Estados Unidos es considerado la principal potencia económica mundial, ¿por qué los principales países productores del mundo no quieren que les paguen sus productos y materias primas en dólares? ¿Qué ha provocado que la omnipotente moneda haya decaído tanto, hasta el punto de devaluarse constantemente? ¿Por qué sus gobiernos han tenido que endeudarse hasta la exageración y su economía sigue en caída libre? ¿Quién puede explicarle a los trabajadores estadounidenses que sus principales acreedores son los chinos, supuestamente los principales enemigos comunistas? ¿Por qué se habla del progreso de los comunistas de China, de los subdesarrollados de Brasil y de los atrasados de la India mientras Estados Unidos retrocede y se endeuda hasta donde ya no puede pagar? ¿Por qué sus casas se devalúan rápidamente mientras todo se encarece? ¿Por qué los bancos que crearon esta enorme crisis son los que se apoderan del fruto de sus ahorros y el gobierno, en vez de castigarlos, los premia con enormes cantidades de dinero? ¿Por qué tienen que trabajar mucho más sin poder recuperar el nivel de vida que una vez tuvieron?

¿Qué pasó con el “Manifest Destiny” y el “In God We Trust”? ¿Es porque han empezado a desconfiar del Dios que tenían que inventan sectas religiosas que les expliquen sus crisis en nombre de otros dioses? ¿Por qué hay que inventar ahora un pasado de éxitos para justificar la discriminación de décadas anteriores? ¿Por qué el centro político de Estados Unidos se ha movido tanto hacia la derecha?

Y sobre todo esto, Obama ha perdido la credibilidad que pudo haber acumulado durante sus años de campañas electorales. Esto, gracias a que no ha cumplido con las promesas de entonces, sino que ha actuado en contrario a lo que dijo que haría desde la Casa Blanca. El nunca fue un personaje progresista, ni mínimamente liberal. Escogió su gabinete entre los representantes del sistema financiero, los bancos y lo que en Estados Unidos se llama FIRE (Fuego), Finance, Insurance and Real Estate. A esto habría que sumarle la selección de los generales del Pentágono que mejor sirven al complejo militar industrial.

Equivocados nosotros cuando asumimos con nuestra atrasada cultura política que el color, la ascendencia o la raza determinan la posición ideológica y política de alguien. Muchos pensaban que si un negro ocupaba una posición de poder en Estados Unidos tendría que ser progresista. Grave error que Obama nos ha ayudado a entender con su parcialización absoluta hacia el poder financiero y los industriales de la guerra. El siempre fue, dentro de la dicotomía racista, un “house boy”. Aquel que en los tiempos del esclavismo vivía con los blancos, era su sirviente y no se vinculaba con la población que trabajaba en el campo y luchaba contra el sistema de plantación. Obama es cómplice y no víctima de la cúpula que maneja los destinos de la superpotencia. Fuimos nosotros los equivocados al pensar que podía ser liberal por el solo hecho de tener un color de piel diferente a los WASP.

Una vez, Obama dijo a la periodista Diane Sawyer: “Prefiero ser un buen presidente durante un solo período que uno mediocre durante dos”. Debería ser fiel a ese planteo y no postularse para la reelección, ahora que confirma haber superado la política belicista y de endeudamiento de George W. Bush.

Enterrando al soldado Manning

EN POR

Bajo las condiciones actuales, además de dejarme desnudo por las noches, se me mantiene en régimen de aislamiento. Durante 23 horas al día me siento a solas en mi celda. Los guardias me controlan cada cinco minutos durante el día, preguntándome si estoy bien. Debo responder con algún gesto afirmativo. Por la noche, si los guardias no pueden verme con claridad, porque me he cubierto con una manta o estoy acurrucado contra la pared, me despiertan para asegurarse de que estoy bien. No puedo tener sábanas o almohada. No puedo tener mis enseres personales en mi celda. Solo puedo tener un libro o una revista a la vez para leer algo. El libro o la revista se me quitan por la noche, antes de dormir. Tampoco puedo hacer ejercicio en mi celda. Si intento hacer flexiones, sentadillas o cualquier otro tipo de ejercicio físico, los guardias me obligan a detenerme. Finalmente, solo puedo hacer una hora de ejercicio fuera de mi celda cada día. Ese ejercicio consiste en caminar en círculos, haciendo ochos, en una habitación vacía”.

 

Héroe para algunos, villano para otros, en esa monotonía pasa sus días de encierro el soldado raso Bradley Manning, de 23 años, en una cárcel militar de máxima seguridad en Virginia, acusado de entregarle al portal WikiLeaks cientos de miles de informes clasificados sobre las guerras de Afganistán e Irak y cables secretos del Departamento de Estado. EL PAÍS ha obtenido una carta de 11 folios que el soldado envió el 10 de marzo al coronel Daniel J. Choike, jefe de la base de Quantico, en Virginia, donde se halla encerrado. En ella relata interminables días de soledad, confusión y desesperación.

El 18 de enero de 2011, y durante tres días, se puso a Manning en observación por riesgo de suicidio, por recomendación de un capitán y un psiquiatra. Perdió los pocos privilegios que tenía. “Se me obligó a quedarme en mi celda durante 24 horas al día. Se me quitó toda la ropa, a excepción de los calzoncillos. Se me quitaron las gafas, por lo que me tuve que quedar, básicamente, en una ceguera total”.

El día anterior, unas 50 personas habían acudido a las puertas de la base militar de Quantico, a 45 kilómetros de Washington, cubiertas con máscaras que reproducían la cara del soldado y luciendo camisetas en las que se leía “Yo soy Bradley Manning”. Se enfrentaron verbalmente con los guardias de seguridad, que tuvieron que pedir refuerzos. “Creo que el modo en que me trataron aquel día obedece a aquella protesta”, asegura Manning. Las muestras de apoyo al soldado son ya un rito habitual, aunque meramente testimonial, en la capital norteamericana. Un simpatizante, Tighe Barry, aparece de vez en cuando ante el Departamento de Estado, ataviado solo con calzoncillos, para protestar con el mismo atuendo con el que Manning pasa sus noches en prisión preventiva.

El día después de aquella concentración en la base militar de Quantico, el Ejército tomó represalias. Sostiene Manning: “Ese día se me llevó fuera de mi celda para mi hora diaria de recreo. Cuando los guardias llegaron a mi celda, noté una diferencia respecto a su actitud habitual. En lugar de estar tranquilos y ser respetuosos, parecían nerviosos y agresivos. Además, en lugar de los habituales dos o tres guardias, había cuatro. Inmediatamente comenzaron a acosarme. El primero me dijo: ‘Gírate a la izquierda’. Cuando le hice caso, el segundo me dijo: ‘No gires a la izquierda’. Cuando intenté hacerle caso, el primero me repitió: ‘He dicho que gires a la izquierda”.

Desorientado, el soldado dejó que le pusieran los grilletes que suele llevar para ir de una celda a otra dentro de la cárcel. “Cuando me quitaron los grilletes, di un paso atrás para distanciarme de los guardias. Mi corazón latía con fuerza y me sentía mareado. Me senté para evitar caerme. Cuando lo hice, los guardias se me acercaron. Instintivamente, me alejé de ellos. En el momento en que me alejé vi en sus caras que me iban a volver a atar. Inmediatamente puse mis manos en el aire y dije que no iba a hacer nada, que solo quería cumplir órdenes”.

Le dejaron en paz durante una hora. Cuando regresó a su celda, comenzó a leer un libro. Entonces le visitó brevemente el comandante James Averhart, que está al mando del calabozo en Quantico. “Me preguntó qué había pasado durante mi recreo. Mientras trataba de explicárselo, el comandante Averhart me detuvo y dijo: ‘Yo soy el comandante’ y ‘nadie me dice lo que tengo que hacer’. Me dijo que era, a efectos prácticos, ‘dios’. Yo le dije que, aun así, debía seguir las reglas del calabozo. También le dije que todos aquí tienen un jefe ante el que responder. Fue entonces cuando decidió ponerme bajo control por riesgo de suicidio”.

Manning, soldado de formación, ya aislado desde julio, sabía lo que eso significaba -las dificultades para ver, la desnudez, el confinamiento absoluto- y se desesperó. Comenzó a tirarse del pelo, en un arrebato de rabia. “¿Por qué me hacéis esto? ¿Por qué me castigáis? ¡No he hecho nada malo! ¿Qué hice para merecer este tipo de trato?”.

El caso del soldado Manning ha causado dos reacciones bien distintas. Para algunos, activistas cibernéticos en la era de Internet, simpatizantes anónimos del movimiento encarnado por WikiLeaks, el soldado es un héroe. Para la Casa Blanca y el Pentágono, sin embargo, Manning es un traidor que ha asistido servilmente al enemigo.

El soldado, en unas presuntas conversaciones mantenidas en mayo de 2010, a través de Internet, con el hacker norteamericano Adrian Lamo, admitió que sustrajo y entregó a WikiLeaks cientos de miles de documentos secretos, con la voluntad manifiesta de cambiar el mundo. Lamo filtró estos chats inicialmente a la revista Wired y delató a Manning ante el FBI y el Ejército. Tomó esa decisión, según dijo, por temor a que el soldado pusiera en riesgo la seguridad nacional norteamericana. Estas supuestas conversaciones son ahora un indicio que obra en manos de la fiscalía militar, que además ha seguido el rastro de Manning en los ordenadores portátiles de la base de Hammer, en Irak. El equipo de abogados de Manning no ha confirmado ni desmentido la autenticidad de esos contactos.

En esos chats, Manning se manifiesta como una persona profundamente decepcionada con su vida y con su país, alguien con ganas de cambiar el mundo y de ser reconocido por ello. “Se me crió católico, pero nunca creí una palabra de lo que me contaban. No tengo dios, creo que sigo valores humanistas. De hecho, llevo placas hechas especialmente para mí donde se lee: ‘humanista”, dijo. “Quiero que la gente vea la verdad, independientemente de quienes sean, porque sin información no podemos tomar decisiones serias como ciudadanos. Si hubiera sabido hace tiempo lo que sé ahora… o a lo mejor solo soy joven, inocente y estúpido”.

¿Tenía la intención de ayudar al enemigo? “Si yo hubiera sido alguien más malicioso, podría haberle vendido esto a Rusia o China, y haberme hecho rico. Pero es algo que pertenece al dominio público. La información debería ser libre. Otra nación se hubiera aprovechado de la información para adquirir una ventaja. Pero si la información se expone, se convierte en un bien público”.

Junto con esas ansias de cambiar el mundo, Manning demuestra una vulnerabilidad casi autodestructiva, admitida en supuestas confesiones como estas: “He estado aislado durante mucho tiempo. Solo quería ser buena gente, vivir una vida normal. Pero los eventos me obligaron a encontrar formas de sobrevivir, a ser lo suficientemente listo para darme cuenta de las cosas que pasan, pero incapaz de hacer nada al respecto. Nadie se fijaba en mí”.

Alistado en el Ejército de Tierra desde 2007, formado como analista de inteligencia, Manning fue destinado en octubre de 2009 a la Segunda Brigada de Combate de la Décima División de Montaña, en la base de operaciones Hammer, al este de Bagdad. Tenía acceso a SIPRNet, una red secreta del Departamento de Defensa, y JWICS, otra red utilizada conjuntamente por Defensa y el Departamento de Estado para transmitir información clasificada. La fiscalía militar mantiene que Manning comenzó a descargarse documentos y a entregarlos a WikiLeaks un mes después de llegar a Irak.

Nacido en 1987 en Crescent, una localidad de 1.281 habitantes de Oklahoma, Manning vivió su infancia en lo que en Estados Unidos se conoce como el Cinturón de la Biblia, una franja de condados conservadores extremadamente religiosos que va de la costa atlántica a Tejas. Fue un ateo a la deriva en un océano de fe. Sus padres, que no pasaban mucho tiempo con él, se divorciaron cuando tenía 13 años. Él se mudó a Haverfordwest (Inglaterra) con su madre, que era galesa de nacimiento. Allí estudió la enseñanza secundaria y, tras terminarla, regresó a Oklahoma. Amigos suyos dicen que el padre le echó de casa a los pocos meses, vinculando ese hecho a que Bradley Manning había manifestado su homosexualidad.

Todo lo que Manning dice ser en sus supuestas conversaciones con Lamo -su inadaptación social, sus ganas de cambiar el mundo, sus ansias de aceptación- surge de aquellos oscuros años adolescentes en los que rompió lazos con su familia. Buscó algunos trabajos. Encontró empleos con pagas ínfimas. Llegó a dormir en un coche, sin hogar al que acudir. Pasó por Tulsa, luego por Chicago, y acabó en Potomac, en la zona metropolitana de Washington, la capital federal.

A los 20 años, el Ejército parecía un medio sencillo de obtener ingresos y alojamiento, además de formación. Así acabó alistándose Bradley Manning, a pesar de que entonces todavía imperaba en el Pentágono la ley que prohibía a los gais de uniforme manifestar abiertamente su sexualidad. Cuando se hallaba a la espera de ser enviado al frente de batalla, Manning conoció e inició una relación sentimental con Tyler Watkins, alguien que se definía en su blog como músico, experto en mercadotecnia y estudiante de psicología. En sus días de permiso, el soldado visitaba a su novio en Boston, donde este residía y estudiaba, en la Universidad de Brandeis. Allí conoció a su red de amigos, entre ellos un nutrido grupo de piratas informáticos, quienes le hicieron sentirse acogido, reconfortado, útil. Compartía con ellos una visión de la vida, una rebeldía contra el sistema, unas ganas de liberar a la sociedad haciendo de la información un bien público. Entonces, por primera y última vez, Bradley Manning fue feliz. Y, de repente, llegó Irak.

En el frente bélico, aislado de nuevo, Manning buscó pronto la aceptación de los demás. Desde luego, no la encontró en la disciplina castrense de los barracones en medio del desierto. Según las supuestas conversaciones con Adrian Lamo, en sus horas muertas contactó con Julian Assange, el misterioso y carismático líder de WikiLeaks, un portal de Internet que aspiraba en sí mismo a ser un movimiento de liberación cibernética.

“Entablé una relación con Assange”, dijo. “No sé mucho más que lo que él me cuenta, que es muy poco. Me llevó cuatro meses confirmar que la persona con la que hablaba era, de hecho, el propio Assange”. Lo que el Ejército quiere demostrar ahora es que Manning filtró los documentos. Además investiga si pudo no haber actuado solo y si sustrajo la información de las redes secretas al dictado de Assange, lo que convertiría al gestor de WikiLeaks en cómplice. Ninguna otra persona ha sido acusada hasta el momento. Assange nunca ha admitido ninguna de las acusaciones.

El 18 de febrero de 2010, WikiLeaks publicó la primera entrega de la gran saga de filtraciones, un mero prólogo a lo que había de llegar: un cable clasificado del Departamento de Estado redactado el 13 de enero de 2010 por oficiales de la embajada norteamericana en Islandia, en el que se narra una reunión con líderes locales y con un asesor del embajador británico. “Después de expresar pesimismo sobre el futuro de Islandia, los dos oficiales pidieron ayuda a Estados Unidos”, decía el documento de referencia.

El 15 de marzo se publicó un informe secreto de la diplomacia estadounidense sobre WikiLeaks, y el 29 del mismo mes, una serie de perfiles críticos elaborados por la embajada en Islandia sobre políticos de aquel país. El 5 de abril se publicó en el portal de WikiLeaks un vídeo, que Assange tituló Asesinato colateral, en el que se veía la grabación editada, tomada desde un helicóptero del Ejército de EE UU, de tres ataques aéreos contra objetivos iraquíes en Bagdad en 2007. En aquella operación habían muerto 12 personas, dos de ellas periodistas de la agencia Reuters. Dos niños resultaron heridos. “Culpa suya, por traer niños al campo de batalla”, se oye decir a un soldado no identificado.

En julio, WikiLeaks entregó 92.000 documentos sobre la guerra de Afganistán a dos diarios, el norteamericano The New York Times y el británico The Guardian, y a la revista alemana Der Spiegel. En octubre cedió otros 400.000 documentos sobre la guerra de Irak a los mismos medios, al diario francés Le Monde y a la televisión catarí Al Yazira. Finalmente, en noviembre, cedió 250.000 cables secretos del Departamento de Estado, que dejaron a la Diplomacia norteamericana al desnudo; en este caso lo hizo a otro grupo de medios, entre ellos EL PAÍS.

Para entonces, Manning ya llevaba aislado seis meses, en la situación de detención preventiva. El Ejército de Tierra le arrestó el 29 de mayo de 2010, acusándole de dos cargos -desobediencia a la autoridad y falta de disciplina- por filtrar el vídeo del ataque a Bagdad y el cable de la embajada en Islandia y por sustraer lo que entonces se estimaba que eran 150.000 cables diplomáticos secretos. Washington intuía ya desde entonces cuál podía ser la magnitud de las filtraciones que le atribuye al soldado Manning.

El Pentágono ha presentado este mes otros 22 cargos contra el soldado. Uno de ellos es el de “asistencia al enemigo”. Entienden los fiscales de Defensa que, con sus supuestas filtraciones, ha facilitado información suficiente a los talibanes y a Al Qaeda para que tomen represalias contra informantes del Ejército norteamericano. Resuena en las páginas de la denuncia contra Manning la frase pronunciada por el secretario de Defensa, Robert Gates, en el verano pasado: WikiLeaks y sus colaboradores tienen “las manos manchadas de sangre” por las venganzas rebeldes en Afganistán.

La asistencia al enemigo se castiga normalmente con la pena capital. El Pentágono ha dicho que no la solicitará en el caso de Manning, pero el equipo de ayuda jurídica al soldado ha asegurado a EL PAÍS que, en última instancia, depende del juez y no de la fiscalía decidir si aplica esa pena en un veredicto de culpabilidad.

Sin una fecha concreta para su juicio, Manning se siente, según allegados suyos, desesperado. Una vez liberado de la supervisión por riesgo de suicidio, recobró el privilegio de dormir con algo de ropa y pasar una hora al día en una celda distinta de aquella en la que vive, que es de seis metros cuadrados. Pero el 2 de marzo cometió un grave error. Tratando de que se le concediera cierta rebaja en las medidas de seguridad aplicadas, se reunió con el oficial de operaciones del calabozo. “Se le considera en riesgo de poder dañarse”, le dijo este. Manning respondió, con ironía: “Si quisiera dañarme, podría hacerlo con la goma elástica de mis calzoncillos o con mis sandalias”.

“Sin consultar a ningún médico psicológico del calabozo, el oficial usó mi comentario sarcástico como justificación para incrementar las restricciones que se imponían sobre mí bajo la excusa de que le preocupaba que hubiera en mí riesgo de suicidio”, explica Manning en su carta. “Desde el 2 de marzo de 2011 se me quita toda mi ropa por la noche. Se me ha dicho que el comandante tiene la intención de mantenerme así de forma indefinida”. Desde hace unos días se le entrega por las noches un babero con velcros para que lo use para dormir.

Aunque oficialmente Manning ya no se encuentra ahora bajo control por riesgo de suicidio, se le trata como si lo estuviera. Él mismo narra cómo se sintió el primer día de su nueva rutina: “Al principio, después de entregar mi ropa a los guardias, no tuve más opción que acostarme desnudo en mi fría celda hasta la mañana siguiente. Por la mañana, se me hizo salir de la celda para la inspección matutina del supervisor de guardia del calabozo. No se me dio la ropa de vuelta. Salí de la cama e inmediatamente comencé a sufrir temblores por el frío en mi celda. Caminé hacia la puerta de la celda con las manos cubriendo mis genitales. El guardia me dijo que me colocara en posición de firme, lo que implicaba que debía estar erguido con las manos tras la espalda. Me mantuve en firme durante tres minutos. Cuando llegó el supervisor, llamó a los demás guardias. Todos me miraron”.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha rechazado las acusaciones de maltrato al soldado Manning. “Las afirmaciones por parte de blogueros de izquierda, periodistas y otros de que no se le trata adecuadamente, o de que se le trata de modo distinto de los demás, o de que está aislado, no son correctas”, dijo el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell, en rueda de prensa el 26 de enero. “Está en una celda, a solas. Pero es que así es como están todos los presos que aguardan juicio en el calabozo. Ese calabozo está diseñado para que cada preso se mantenga siempre en su celda… Puede ver televisión. Puede leer periódicos. Puede hacer una hora de ejercicio”.

Sin embargo, Amnistía Internacional ha denunciado que las condiciones de reclusión de Bradley Manning suponen una violación de sus derechos humanos. El representante demócrata por Ohio, Dennis Kucinich, a quien se le ha prohibido visitar al soldado en la cárcel, lo ha comparado con los abusos en la prisión iraquí de Abu Ghraib. Incluso el portavoz de Hillary Clinton en el Departamento de Estado, P. J. Crowley, dijo en una conferencia ante estudiantes el 10 de marzo que el trato del Pentágono a Manning era “ridículo, contraproducente y estúpido”. Tuvo que dimitir tres días después.

 

El País

Moisés Lemlij: La corrupción en el diván

EN POR

¿Qué es lo que la gente admira del corrupto? Admira su falta de escrú­pu­los. Es una mez­cla de admi­ra­ción y de envi­dia. Corrup­ción. Por Car­los Hidalgo. Foto AFP. Moi­sés Lem­lij, psi­coa­na­lista “Para que haya corrup­ción tiene que haber un reaco­modo ético en el indi­vi­duo alen­tado por la falta de con­tro­les socia­les”, dice el psi­coa­na­lista Moi­sés Lemlij.

Keiko Fujimori, la orgullosa hija de un dictador

EN POR

Los años pasan y la historia queda, pero la memoria de los peruanos a veces se hace frágil, sabemos quien fue Alberto Fujimori (ahora preso), sabemos quien fue Vladimiro Montesinos, brazo derecho y siamés de fechorías del ex presidente y sabemos también quién fue la digna hija que ocupó el lugar de la madre herida y que se convirtió en primera dama.

Esta hija cada día que pasa se va transformando en lo que alguna vez fue su padre, el padre puede dormir tranquilo pues ha inoculado en la hija el potencial germen del descaro. Cada consonante, cada gesto, cada mirada perturbadora (y que no se borra ni cuanto le agrandaron los ojos) es la viva expresión de aquel hombre que bailaba torpemente y ordenaba asesinatos con una frialdad oriental.

¿Algún día sabrán los nietos de Alberto Fujimori quien fue su abuelo? ¿Algún día alguien le contará a su generación que alguna vez encontraron a su abuelito rodeado de dos féminas periodistas en su misma cama presidencial? ¿Le dirán acaso que acostumbraba a salir de Lima los fines de semana para irse a pescar a la selva? ¿Le recordarán que ese abuelo de sonrisa angelical era el jefe mafioso de una banda de sicarios militares? ¿Le podrán decir que se fugó del país abandonando sus responsabilidades para luego intentar ser diputado en Japón?

Pero nuestra conciencia siempre nos rendirá cuentas, por lo que no hicimos o por lo que no hicieron nuestros padres cuando aceptaron felices que un hombrecito rodeado de su cúpula militar empezara a apropiarse de todos los poderes del estado. Copar el poder significaba no rendirle cuentas a nadie, copar el poder significaba también sentirse el dueño absoluto del Perú y de sus habitantes, copar el poder significaba asesinar la democracia.

Como sabemos Alberto Kenya Fujimori, nunca fue peruano. Fujimori nunca fue japonés tampoco. Fujimori fue un hombre desterrado de todas las tierras morales y se fue buscando un nuevo paraíso para perpetrar sus crímenes con absoluta impunidad.

Cada uno de nosotros tenemos que pedirle perdón al país por nosotros o por nuestros padres que no tuvieron el coraje de salir a las calles y protestar, que no se asombraron, que no acudieron al llamado y que se limitaron a convertirse en mudos testigos del asalto armado de su país.

Keiko Fujimori (orgullosa hija del dictador) es candidata a la presidencia. Keiko Fujimori aprendió muy pronto que el cinismo es la mejor arma política, entendió que la inmoralidad viene de familia, que esta se construye con los años y el dinero ajeno, que tiene en ese voto oculto la sinvergüencería de todos los atrasos de nuestro país. Si, en ese voto camuflado de gente que odia a su país, que prefiere una nación arrodillada y que el único orgullo signifique recibir una lata de aceite por cabeza de por vida, de ese voto vergonzoso vive la hija de un delincuente que ahora desea el poder.

De esa enfermedad nace Keiko, de aquella que hizo de nuestro país una nación de sospechas, de aquella que deshonor a nuestras Fuerzas Armadas hasta la cobardía, de aquella que permitió que el poder judicial se convierta en una casa de citas, de aquella educación de escuelas que se caían al día siguiente, de aquella de asesinatos, de aquella de narcoaviones presidenciales, de aquella que se construyó sobre cerros de dólares. De ese excrementicio páramo viene Keiko como candidata presidencial.

La democracia también significa que este personaje puede convertirse en presidente, pero también significa sentir verdadero orgullo y responsabilidad con el país que le pertenece también a la gente que sufre día a día por un plato de comida.

Ayudémonos.

Carta de renuncia de Alberto Fujimori

EN POR

De los peores años de nuestra dignidad peruana extraemos esta carta para consideración del respetable. Quiera el designio de los hombres de bien de nuestro país no volver a permitir que gente de esta estofa regrese al poder. Quiera el destino que esto no vuelva a suceder.

Prohibido Olvidar


Tokio, 19 de noviembre del 2000

Sr. Dr. Valentín Paniagua
Presidente del Congreso de la República
Presente

De mi mayor consideración:

En primer término, deseo expresar a usted mis felicitaciones por su reciente elección como presidente del Congreso de la República.

Soy el primero en reconocer que hay un nuevo escenario político en el país, una de cuyas expresiones recientes es una nueva correlación de fuerzas en el Parlamento. Consciente soy, asimismo, de posiciones e intereses en ese Poder del Estado, que podrían conducir a una confrontación de poderes, a pesar de mi iniciativa para acortar el mandato presidencial y convocar a elecciones en estricto cumplimiento de la promesa que hiciera en mi mensaje de setiembre, y de los acuerdos alcanzados por el Gobierno y la Oposición en la Mesa de Diálogo promovida por la OEA.

A lo largo de estos últimos diez años, y como consta al país entero, a pesar de errores, que reconozco, he actuado sin cálculo político, mucho menos preocupado por la popularidad, circunstancias que hubieran impedido la exitosa ejecución de un programa económico antiinflacionario, el proceso de pacificación interna y luego, alcanzar la paz definitiva con Ecuador y Chile entre otros logros fundamentales de mi Gobierno. Jamás pensé, en todas estas oportunidades, sino en los sagrados y permanentes intereses de la República, actué a pesar de la resistencia ofrecida por el negativismo, la demagogia, el chauvinismo inconsciente e intereses personales o de grupo. Nada de ello me detuvo.

En esa línea principista se inscribió mi decisión de acortar mi mandato de Gobierno y convocar a elecciones generales para abril del 2001, objetivos ya cumplidos. Aún, sin embargo, no se ha recuperado la estabilidad política necesaria para llevar a buen término este período de transición que culminará con la elección de un nuevo Gobierno. Abrigo la esperanza de que bajo la honorable presidencia suya, esta estabilidad pueda alcanzarse en breve.

He vuelto, entonces, a interrogarme sobre la conveniencia para el país de mi presencia y participación en este proceso de transición. Y he llegado a la conclusión de que debo renunciar, formalmente, a la Presidencia de la República, situación que contempla nuestra Constitución, para, de este modo, abrir paso a una etapa de definitiva distensión política que permita una transición ordenada y, algo no menos importante, preservar la solidez de nuestra economía.

Formulo, pues, ante usted, señor presidente del Congreso, mi renuncia formal a la Presidencia de la República, en concordancia con el artículo 113, inciso 3 de la Constitución Política del Perú.

Hago fervientes votos por el éxito de su gestión, porque eliminada la supuesta causa de desavenencias y desencuentros entre Gobierno y oposición, todos se avengan a buscar con serenidad y patriotismo la forma más adecuada de garantizar para el Perú, para su pueblo, un futuro de verdadera democracia, es decir un sistema político que se traduzca en bienestar y desarrollo para la mayoría de los peruanos.

Muy atentamente.
Ing. Alberto Fujimori.

Participación ciudadana 2.0

EN POR

Existe en los ciudadanos del mundo una necesidad casi constante de expresar sus opiniones, de mostrar sus complacencias, de participar activamente en la vida de su comunidad, de explorar abiertamente sus propios intereses de información en este universo de ideas y desde luego sentarse a discutir sus hallazgos en su vínculo social.

Años atrás esta empresa pudo haber resultado una tarea imposible para el ciudadano silvestre que estaba acostumbrado a recibir la información de los medios tradicionales con la expectativa de que estas se sostengan en la total imparcialidad. El discurso monocorde de la prensa sensacionalista por cierto, se encargaba de informar a los ciudadanos que el mundo se mantenía feliz y que deberíamos aprovechar esa felicidad.

Los años han pasado y actualmente estamos viviendo lo que se denomina ‘la revolución de la comunicaciones’ en un mundo globalizado, donde las información llega simultáneamente y de distintas fuentes; ahora ya no les resulta fácil ni económico para la gran prensa mundial mentirle al ciudadano, los datos se filtran, los testimonios caen en manos equivocadas, las evidencias ya no pueden ocultarse. Llegará el tiempo en que estos medios tradicionales absorbidos por sus propias falacias empiecen a sucumbir irreversiblemente a su derrota y de ellos solo quedará la historia de lo que pudieron ser en el planeta.

Los que transitamos en los avisperos de los blogs podemos afirmar que nos hemos manejado con un cierto soporte de individualidad  y hasta donde nuestras convicciones pueden alcanzar nos hemos mantenido firmes en nuestras opiniones, entendiendo además que muchos de los que escribimos en bitácoras encontramos la ruta sobre la marcha misma y quizás sin la debida preparación volcamos nuestras ideas a través de un post (artículo)  para que nuestros lectores entiendan el mensaje que deseamos transmitir.

La experiencia, como todo en la vida,  se va adquiriendo con el tiempo y de acuerdo al empeño que le pongamos a este asunto y con la idea primordial de que este trabajo (escribir en blogs) no tiene nada que ver con las ganancias que nos pueda reportar en un futuro, sino por el propio orgullo de sentir que lo que uno escribe pueda interesar a otra persona.

Muladar News siempre ha estado abierto y participativo al ‘ciberactivismo’ -o como quieran llamar a esta cuestión-, cuando los objetivos eran honestos y legítimos, pero en este camino debo reconocer que también se ha cometido muchos errores, ya sea porque los involucrados se han dejado arrastrar por la desidia de sus metas o porque el mensaje no llegaba a convencer al ciudadano participativo. Un claro ejemplo de esto puede ser ‘Adopta un Congresista’

Con la aparición de las redes sociales (Facebook, Twitter, Myspace) esta tarea se nos ha facilitado un poco más, la herramienta en cuestión nos lleva automáticamente al mismo espacio del futuro activista para proponerle o informarle de tal o cual idea. Ciertamente tenemos que reconocer que no basta con aceptar una propuesta o ‘clickear’ una campaña ‘simpática’ para que el proyecto como por arte de la providencia empiecen a darnos frutos, no, además de esto, también depende de que los involucrados empeñen su tiempo y sus ideas hacia la organización; se requiere del trabajo en conjunto y de las metas efectivas y transparentes de parte de los organizadores para que lo objetivos se alcancen con éxito. Un claro ejemplo de esto es lo que sucede con No a Keiko.

Por lo demás, debo afirmar que el ‘ciberactivismo’ con sus errores y aciertos, con sus excesos y ambiciones es una herramienta válida para proponer ideas, para transmitir nuestros mensajes en esa tarea que deseamos emprender, nadie debería sentirse postergado, cada uno de nosotros ‘ciudadanos de a pie’ es un activista en potencia, debemos ser consciente que somos instrumentos primordiales en la aventura de construir un mundo mejor a este que nos quieren imponer, no basta con aceptar las informaciones o discutirlas en nuestro medio interno, se necesita gente participativa, personas que estén dispuestas a brindar su vida en un testimonio de lucha continua para entregar como herencia esa sociedad justa que nosotros tanto reclamamos.

Empecemos ese reto.

Evo Morales indignado por invasión militar de EEUU a Haití

EN POR

Soldados-Haiti

Soldados-Haiti

El pre­si­dente de Boli­via, Evo Mora­les, anun­ció este miér­co­les que soli­ci­tará una reunión de emer­gen­cia de la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das (ONU) para repu­diar lo que el man­da­ta­rio cali­ficó de “inva­sión mili­tar” de Esta­dos Uni­dos a Haití bajo el pre­texto de ayu­dar a los dam­ni­fi­ca­dos por el sismo.

“Que­re­mos expre­sar nues­tro repu­dio, indig­na­ción, hacia el Gobierno de Esta­dos Uni­dos. No es posi­ble que Esta­dos Uni­dos use una des­gra­cia natu­ral, el fenó­meno natu­ral, para inva­dir y ocu­par mili­tar­mente Haití”, dijo Mora­les un día des­pués de que el vice­pre­si­dente boli­viano, Álvaro Gar­cía Linera, que se des­plazó este lunes hasta la isla para entre­gar ayuda huma­ni­ta­ria, denun­ciara que los sol­da­dos esta­dou­ni­den­ses allí des­ta­ca­dos rea­li­za­ban labo­res de “sim­ple ocupación”.

El líder indí­gena mani­festó así su indig­na­ción por el envío masivo de mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses a Puerto Prín­cipe y recordó que lo que ahora nece­si­tan los hai­tia­nos es ayuda, no armas. En con­se­cuen­cia, Mora­les tildó de “muy grave” la actua­ción de Washing­ton y exi­gió el rechazo gene­ra­li­zado de la comu­ni­dad internacional.

“No es posi­ble que EEUU use la des­gra­cia de los pue­blos, como el terre­moto, para inva­dir y ocu­par mili­tar­mente Haití. Todos los pue­blos y las fuer­zas socia­les del mundo debe­rían pro­nun­ciarse con­tra este hecho”, agregó.

El pre­si­dente boli­viano recordó que el terre­moto de 7,3 gra­dos en la escala Rich­ter que sacu­dió el país la semana pasada y sus suce­si­vas répli­cas han devas­tado la isla y han aca­bado con la vida de más de 75.000 per­so­nas, por lo que ase­veró que “es pre­ciso ir a sal­var vidas y no a ocu­par mili­tar­mente una nación”.

En este sen­tido, acon­sejó a la Casa Blanca que uti­lice los recur­sos emplea­dos para el des­pla­za­miento de los 12.000 mili­ta­res des­ta­ca­dos allí desde el pasado fin de semana en Haití en enviar ayuda, ali­men­tos y agua a la población.

“Haití no quiere más san­gre y más muer­tes por el dis­paro de armas de fuego y la inva­sión, lo que su pue­blo quiere es san­gre, medi­ca­men­tos, ali­men­tos, agua para sal­var vidas”, puntualizó.

Esta­dos Uni­dos ofre­ció al Gobierno hai­tiano coor­di­nar las labo­res huma­ni­ta­rias en la zona y con­tro­lar el espa­cio aéreo del país ante la inca­pa­ci­dad de las auto­ri­da­des loca­les de ges­tio­nar la ayuda inter­na­cio­nal, tal y como reco­no­ció este lunes el pre­si­dente hai­tiano, René Préval.

La Republica.Es

Esta­dos Uni­dos echa a los perio­dis­tas del aero­puerto de Puerto Príncipe

Sin expli­ca­cio­nes de nin­gún tipo los mari­nes de Esta­dos Uni­dos han orde­nado a los perio­dis­tas extran­je­ros que desa­lo­jen el aero­puerto de la capi­tal de Haití, según han infor­mado los pro­pios medios de comu­ni­ca­ción afectados.

“Los sol­da­dos esta­dou­ni­den­ses han deci­dido expul­sar a los perio­dis­tas del aero­puerto de Puerto Prín­cipe donde nos había­mos ins­ta­lado dece­nas de infor­ma­do­res sin dar expli­ca­cio­nes de nin­gún tipo”, ha infor­mado el enviado espe­cial de Radio Tele­vi­sión Espa­ñola, Fran Sevi­lla, en la página web del ente.

Con­ti­nua…

el enviado espe­cial de Punto Radio, Miguel Onda­rreta, ha expli­cado en la web del dia­rio ABC que aca­baba de reci­bir, “junto a muchos otros infor­ma­do­res de todo el mundo, la orden de los mari­nes de Esta­dos Uni­dos de aban­do­nar las ins­ta­la­cio­nes del aero­puerto de Puerto Prín­cipe, que los perio­dis­tas habían tomado como base de ope­ra­cio­nes para rea­li­zar su trabajo”.

Canal­So­li­da­rio

Michael Porter: El Perú atraviesa tiempos económicamente peligrosos

EN POR

 

michael_porter

michael_porter

El Perú atra­viesa tiem­pos eco­nó­mi­ca­mente peli­gro­sos, nos dice el gurú del mana­ge­ment Michael Por­ter. Esto debido a que las fuer­zas que expli­can nues­tro cre­ci­miento de los últi­mos años no son sos­te­ni­bles por­que no gene­ran competitividad.

 

Des­tacó que es en polí­tica macro­eco­nó­mica donde más pro­gre­sos ha logrado el Perú, pero advir­tió que no está invir­tiendo lo sufi­ciente en recur­sos huma­nos e infraestructura.

En este momento, Por­ter está en Lima dic­tando el semi­na­rio “Cla­ves de una estra­te­gia cor­po­ra­tiva”, orga­ni­zado por la Uni­ver­si­dad del Pacífico.

” Perú no tiene una polí­tica ni una estra­te­gia de largo plazo en temas de com­pe­ti­ti­vi­dad y, por tanto, es una eco­no­mía que no tiene un rumbo definido”.

“El Perú ha cre­cido mucho en los últi­mos años, pero ese cre­ci­miento no se ha refle­jado en bene­fi­cio de la mayo­ría de la pobla­ción”.

“El Perú ha vivido una ilu­sión expor­ta­dora en los últi­mos años, por­que esta varia­ble se había incre­men­tado por el aumento de pre­cios de las mate­rias pri­mas en el mer­cado inter­na­cio­nal, mien­tras que las expor­ta­cio­nes de pro­duc­tos con valor agre­gado y de ser­vi­cios casi se han estancado”.

“En tér­mi­nos de tec­no­lo­gía Perú no ha avan­zado en este siglo y no apunta hacia nin­guna parte, y mas bien retrocede”.


”…al Perú no vie­nen inver­sio­nes para crear nue­vas empre­sas, sino para com­prar nego­cios ya exis­ten­tes. La inver­sión extran­jera debe­ría estar cons­tru­yendo nue­vas fábri­cas, creando nue­vas tec­no­lo­gías y expe­rien­cias, pero eso no está suce­diendo, lo cual es un signo peli­groso por­que sig­ni­fica que los inver­sio­nis­tas extran­je­ros que quie­ran cons­truir fábri­cas no estan pen­sando en el Perú.

Ello obe­dece a nues­tra baja pro­duc­ti­vi­dad, com­pe­ti­ti­vi­dad y un entorno no muy favo­ra­ble para hacer nego­cios. Esto tiene que ver con la PÉSIMA EDUCACIÓN, MAL SISTEMA DE SALUD, DEFICIENTE INFRAESTRUCTURA FÍSICA, LA PREOCUPANTE DESIGUALDAD SOCIAL, ALTO NIVEL DE CORRUPCIÓN Y ALTO GRADO DE INFORMALIDAD.” Ade­más, mani­festó que el débil sis­tema legal, la esta­bi­li­dad polí­tica, la falta de efi­ca­cia de los dere­chos de pro­pie­dad y la exce­siva buro­cra­cia para el sec­tor pri­vado jue­gan en con­tra nuestra.

“Estos son temas que debe de abor­dar el Perú si quiere ser atrac­tivo y com­pe­ti­tivo y para ello se requiere el aporte de todos”.

El Perú atra­viesa tiem­pos eco­nó­mi­ca­mente peli­gro­sos, ello debido a que las fuer­zas que expli­can el cre­ci­miento de los últi­mos años no son sos­te­ni­bles por­que no gene­ran com­pe­ti­ti­vi­dad. Es en polí­tica macro­eco­nó­mica donde más pro­gre­sos ha logrado el Perú, pero no está invir­tiendo lo sufi­ciente en recur­sos huma­nos e infraestructura”.

Si. dejar de ser una hoja al viento y rea­li­zar en serio un Plan Estra­té­gico Nacio­nal con la par­ti­ci­pa­ción de todos los acto­res socia­les a fin de deter­mi­nar las prio­ri­da­des que nos per­mi­ti­rán enfren­tar el desa­rro­llo glo­bal invir­tiendo en Edu­ca­ción e Infraestructura.

Semi­na­rio “Cla­ves de una estra­te­gia corporativa”

Ima­gen tomada de: Revac71

____

Michael Por­ter (n. 1947) eco­no­mista esta­dou­ni­dense, pro­fe­sor en la Escuela de Nego­cios de Har­vard, espe­cia­lista en ges­tión y admi­nis­tra­ción de empre­sas, y direc­tor del Ins­ti­tuto para la estra­te­gia y la competitividad.

Por­ter es BSE (Bache­lor of Science in Edu­ca­tion) en Inge­nie­ría Mecá­nica y Aero­es­pa­cial por la Uni­ver­si­dad de Prin­ce­ton (1969), MBA por la Uni­ver­si­dad de Har­vard (1971) y Ph.D. en Eco­no­mía Empre­sa­rial (Busi­ness Eco­no­mics) por la Uni­ver­si­dad de Har­vard (1973).

El Hombre del Año: César San Martín Castro

EN POR

“Cabe afir­mar que el tri­bu­nal ha lle­gado a una cer­teza razo­na­ble. Este tri­bu­nal declara los cua­tro car­gos objeto de impu­tación se encuen­tran pro­ba­dos más allá de toda duda razo­na­ble, por con­si­guiente la sen­ten­cia que se emite es con­de­na­to­ria…” – César San Mar­tín Castro

.

Pasan los hom­bres por la vida y solo que­dan las hue­llas de sus accio­nes. Se leerá en los libros de his­to­ria que un 07 de abril de 2009, el juez de la corte suprema del Perú César San Mar­tín Cas­tro, declaró cul­pa­ble al ciu­da­dano Alberto Fuji­mori por los deli­tos de homi­ci­dio cali­fi­cado, lesio­nes gra­ves y secues­tro con­de­nan­dolo a 25 años de cárcel.

Siendo la pri­mera vez en el mundo que se con­dena a un ex jefe de Estado en los tri­bu­na­les de su país por deli­tos con­tra los dere­chos huma­nos.

Por todo esto, Mula­dar News le otorga el título del Hom­bre del Año a César San Mar­tín Cas­tro.

Gra­cias por todo.

Los Exagerados Plagios de Alfredo Bryce Echenique

EN POR

bryceechenique

bry­cee­che­ni­que

Alfredo Bryce des­pués de Mario Var­gas Llosa, era el más res­pe­tado escri­tor peruano, pero el autor de Un mundo para Julius tam­bién sucum­bió a la ten­ta­ción del delito cul­tu­ral al com­pro­barse feha­cien­te­mente que estampó su firma en al menos 15 tex­tos de dife­ren­tes auto­res De España y Perú.

La con­clu­sión:

El Ins­ti­tuto Nacio­nal de Defensa de la Com­pe­ten­cia y de la Pro­tec­ción de la Pro­pie­dad Inte­lec­tual (Inde­copi) san­cionó a Bryce con una multa de 50 Uni­da­des Impo­si­ti­vas Tri­bu­ta­rias (UIT), equi­va­len­tes a 57.258 dóla­res por infrin­gir el dere­cho de pater­ni­dad en la moda­li­dad de pla­gio y el dere­cho de inte­gri­dad de otros 15 autores.

El escri­tor se defiende:

“Se trata de un error de mi secre­ta­ria y por el apuro por aca­bar mi última novela…”

“atri­buyó esas acu­sa­cio­nes a una cam­paña de prensa llena de odio para emba­rrar la repu­tación de los escri­to­res con­tra­rios al ex pre­si­dente Alberto Fuji­mori

.

Las Prue­bas:

 

419766_2

419766_2

Entre las prue­bas pre­sen­ta­das para acre­di­tar el pla­gio figura una infor­ma­ción publi­cada en El Perió­dico Extre­ma­dura de España el 8 de diciem­bre del 2005 titu­lada La leyenda de John Len­non genera cerca de 19 millo­nes de euros al año, cuyo ver­da­dero autor es Nacho Para.

 

El artículo del escri­tor apa­re­ció el 5 de noviem­bre del 2006 en El Mer­cu­rio de Chile y el 10 de diciem­bre de ese mismo año en El Comer­cio , de Lima, con el título, en ambos casos, de Los muer­tos más ren­ta­bles del mundo. Los con­te­ni­dos eran idénticos.

 

La inves­ti­ga­ción del orga­nismo peruano com­probó el pla­gio a quince auto­res, de un total de 16 artícu­los, que se publi­ca­ron en medios de comu­ni­ca­ción nacio­na­les y extran­je­ros, como La Van­guar­dia , la revista Jano o Quehacer .

 

Mas Prue­bas:

LA TIERRA PROMETIDA:
http://www.elcomercioperu.com.pe/Edi…on0613312.html

http://www.galipress.com/jano/22.htm

TABACO Y MUJER:

http://www.elcomercioperu.com.pe/Edi…on0596258.html

http://www.lavanguardia.es/premium/p…ARTICION%3D416

El Pla­giado vani­doso

Otro de los afec­ta­dos es el escri­tor gallego José María Pérez Álva­rez, quien reci­bió la noti­cia direc­ta­mente de dos perio­dis­tas perua­nos que le lla­ma­ron para ponerle sobre-aviso.“No daba cré­dito, por­que soy lec­tor de prác­ti­ca­mente toda la obra de Bryce Eche­ni­que”, expresó el narra­dor. “Le con­si­dero un hom­bre de ima­gi­na­ción y talento. Tiene un par de obras que me pare­cen fun­da­men­ta­les en la lite­ra­tura his­pana de las últi­mas déca­das”, dijo al El País.“Me resulta increí­ble que Bryce Eche­ni­que haya recu­rrido a un escri­tor al que no conoce nadie para apro­piarse de forma delez­na­ble de su lite­ra­tura, pero, por otra parte, todos tene­mos vani­dad y me siento hala­gado: debe gus­tarle mi estilo”, pun­tua­lizó.

Final­mente:

PERIODICO EXTREMADURA

La leyenda de John Len­non genera cerca de 19 millo­nes de euros al año

El mundo con­me­mora hoy el 25º aniver­sa­rio del ase­si­nato del ´beatle´ rebelde en Nueva York. El poder sim­bó­lico del músico como icono de la paz ha aca­bado eclip­sando a su legado artístico.

Por: NACHO PARA

John Len­non que­ría ser más grande que Elvis, aun­que hoy, justo 25 años des­pués de su ase­si­nato el 8 de diciem­bre de 1980, es difí­cil eva­luar si lo ha logrado. Pres­ley sigue siendo el rey en el terreno comer­cial, pero el men­saje, la acti­tud y la ima­gen de Len­non pare­cen más uni­ver­sa­les, más pro­fun­das, más acep­ta­das. El año pasado, Elvis generó 38 millo­nes de euros, según la revista For­bes , mien­tras Len­non, que alcanza la ter­cera posi­ción en la lista de los muer­tos más ren­ta­bles, ingresó casi 19 millo­nes. Más que una estre­lla del espec­táculo, Len­non es ante el mundo un icono de la paz, y su Ima­gine , la banda sonora de las bue­nas intenciones.

Aun­que las ven­tas de sus dis­cos no sean espec­ta­cu­la­res (219.000 uni­da­des en el 2004, la mitad que el otro beatle des­a­pa­re­cido, George Harri­son), los fans aca­ban de ele­gir a Len­non como el mayor icono del rock de todos los tiem­pos en una encuesta de la pres­ti­giosa revista musi­cal bri­tá­nica Q . En otra vota­ción, Len­non apa­rece como el sép­timo per­so­naje más impor­tante de Gran Bre­taña, por delante de Nel­son, New­ton y Shakespeare.

LA HABITACION BLANCA Si algo repre­senta la ima­gen creada de Len­non, con la que se ha dado a cono­cer a la gene­ra­ción iPod , es el famoso vídeo de Ima­gine con el piano blanco y la habi­ta­ción blanca. Da igual que Capi­tol Radio acabe de airear una vieja entre­vista iné­dita en la cual Len­non ase­gura que Ima­gine no es su mejor tra­bajo. Da igual que la mayo­ría de los músi­cos influen­cia­dos por Len­non citen can­cio­nes de los Beatles — Tomo­rrow never knows , A day in the life — y dis­cos de los Beatles –Revol­ver , Rub­ber Soul — como sus obras maes­tras. Yoko Ono, la viuda, ha hecho una ban­dera de Ima­gine , redu­ciendo así las aris­tas del mito para hacerlo más universal.

Actua­li­zar y dig­ni­fi­car el mito, un pro­ceso que a veces coli­siona con los impe­ra­ti­vos comer­cia­les, es la gran preo­cu­pa­ción de Yoko, quien, como refle­jaba la prensabri­tá­nica, “está más preo­cu­pada ahora por la obra de John que cuando estaba vivo”. No en vano maneja un patri­mo­nio de más de 1.000 millo­nes de euros.

Len­non es sinó­nimo de rock, pero el hecho de haber sido ase­si­nado joven –los cinco tiros fatí­di­cos que le pro­pinó Mark David Chap­man–, creó el mito colec­tivo del paci­fista aba­tido por la vio­len­cia que combatió.

Un cuarto de siglo de anto­lo­gías, reedi­cio­nes, docu­men­ta­les, expo­si­cio­nes, subas­tas, éxta­sis paci­fis­tas y hasta un musi­cal en Broad­way han trans­for­mado a la estre­lla recluida que era Len­non en sus últi­mos años en una espe­cie de Dalai Lama del rock. A Pete Nash, pre­si­dente del club de fans de los Beatles en Gran Bre­taña, no le gusta dema­siado ese nuevo Len­non, pero se mues­tra con­des­cen­diente: “No me gusta que sólo se iden­ti­fi­que a John con Ima­gine y la habi­ta­ción blanca. Para mí,Len­non era un rockero, es lo mejor que hizo. Pero intento com­pren­der a Yoko. Ella lo amaba y lo vio morir. Así que quizá ella sí lo recuerde como a un santo”.

MERCADO ´ON LINE´ En el empeño de san­ti­fi­car a Len­non se enmarca el acuerdo fir­mado por Yoko para ven­der on line las can­cio­nes de John. “El siem­pre apoyó las nue­vas tec­no­lo­gías. Es mara­vi­lloso que sus can­cio­nes estén dis­po­ni­bles para una nueva gene­ra­ción”, ha jus­ti­fi­cado Yoko, empe­ñada en encon­trar nue­vos mer­ca­dos. Len­non se ha con­ver­tido en el pro­ducto que quizá nunca quiso ser. Su mito está más vivo que nunca, pero el sueño de los 60 ter­minó hace tiempo. Yokolo sabe.

EL COMERCIO DE LIMA

Los muer­tos más ren­ta­bles del mundo

Len­non es sinó­nimo de rock, pero el hecho de haber sido ase­si­nado joven creó el mito del paci­fista aba­tido por la misma vio­len­cia que combatió”

Por Alfredo Bryce Eche­ni­que, escritor

John Len­non que­ría ser más grande que Elvis, aun­que hoy, pasado ya un cuarto de siglo de su ase­si­nato, el 8 de diciem­bre de 1980, es difí­cil eva­luar si lo ha logrado. Pres­ley sigue siendo el rey en el terreno comer­cial, pero el men­saje, la acti­tud y la ima­gen de Len­non pare­cen ser más uni­ver­sa­les, más pro­fun­das, más aceptadas.

El año pasado, Elvis generó 38 millo­nes de euros, según la revista “For­bes”, mien­tras que Len­non, que alcanza la ter­cera posi­ción en la lista de los muer­tos más ren­ta­bles, ingresó casi 19 millo­nes de euros. Más que una estre­lla del espec­táculo, Len­non es ante el mundo un ícono de la paz, y su “Ima­gine”, la banda sonora de las bue­nas inten­cio­nes en casi cual­quier rin­cón del planeta.

Aun­que las ven­tas de sus dis­cos no sean espec­ta­cu­la­res (219.000 uni­da­des en 2005, la mitad que el otro beatle des­a­pa­re­cido, George Harri­son), los fans aca­ban de ele­gir a Len­non como el mayor ícono del rock de todos los tiem­pos en una encuesta rea­li­zada por la pres­ti­giosa revista de rock bri­tá­nica “Q”. En otra vota­ción, Len­non apa­rece como el sép­timo per­so­naje más impor­tante de la his­to­ria de Gran Bre­taña, por delante de Lord Nel­son, New­ton y Sha­kes­peare. ¿Una exa­ge­ra­ción? Puede ser. La mito­lo­gía depara curio­sos resul­ta­dos, como que “Qué noche la de aquel día” figure entre las cien mejo­res pelí­cu­las de la his­to­ria del cine, según la revista “Time”. En la era de la mer­ca­do­tec­nia, la ima­gen de Len­non es más potente que su pro­pia persona.

Si hay algo que repre­senta la ima­gen con la que Len­non se ha dado a cono­cer mun­dial­mente es el famoso video de “Ima­gine” con el piano blanco y la habi­ta­ción blanca. Da lo mismo que Capi­tal Radio acabe de airear una vieja entre­vista iné­dita en la cual Len­non ase­gura que “Ima­gine” no es su mejor tra­bajo. Da igual que la mayo­ría de los músi­cos influen­cia­dos por Len­non citen can­cio­nes de los Beatles –“Tomo­rrow never knows”, “A day in the live”– y dis­cos de los Beatles –“Revol­ver”, “Rub­ber Soul”– como sus obras maes­tras. Yoko Ono, la viuda, ha hecho una ban­dera de “Ima­gine”, redu­ciendo así las aris­tas del mito para hacerlo más universal.

Actua­li­zar y dig­ni­fi­car el mito, un pro­ceso que a veces coli­siona con los impe­ra­ti­vos comer­cia­les, es la gran preo­cu­pa­ción de Yoko, quien, como refle­jaba recien­te­mente la prensa bri­tá­nica, “está más preo­cu­pada ahora por la obra de John que cuando estaba vivo”. No en vano maneja un patri­mo­nio valo­rado en mil millo­nes de euros.

Len­non es sinó­nimo de rock, pero el hecho de haber sido ase­si­nado joven –los cinco tiros fatí­di­cos que le dis­paró Mark David Chap­man– creó inme­dia­ta­mente el mito del paci­fista aba­tido por la misma vio­len­cia que com­ba­tió. Así, sin mati­ces, resulta una ima­gen equi­vo­cada, pero que fun­ciona de mil mara­vi­llas comer­cial­mente. Paul McCart­ney escri­bió “When I’m 64? y ya los tiene. John estaba escri­biendo “Life begins at 40? cuando lo mataron.

McCart­ney tam­bién aspira a ser vene­rado por la huma­ni­dad y, cuando menos, a igua­lar las cuan­tio­sas ren­tas que genera el difunto John Len­non, pero la ven­taja que le ha tomado este es ya insal­va­ble. Más de un cuarto de siglo de anto­lo­gías, reedi­cio­nes, docu­men­ta­les, expo­si­cio­nes, subas­tas, éxta­sis paci­fis­tas y hasta un musi­cal en Brod­way han trans­for­mado a la estre­lla recluida que era Len­non en sus últi­mos días en una espe­cie de Dalai Lama del rock. A Pete Nash, pre­si­dente del club de fans de los Beatles en Gran Bre­taña, no le gusta dema­siado ese Len­non, pero se mues­tra con­des­cen­diente: “No me gusta que solo se iden­ti­fi­que a John con “Ima­gine” y la habi­ta­ción blanca. Para mí, Len­non era un rockero, es lo mejor que hizo. Pero intento com­pren­der a Yoko. Ella lo amaba y lo vio morir delante de sus ojos. Así que quizá ella sí lo recuerde como un santo”. En todo caso, ella es la dueña del mila­gro finan­ciero de uno de los muer­tos más ren­ta­bles que existen.

ALFREDO BRYCE ECHENIQUE. GANADOR DEL PREMIO PLANETA EN EL 2002 POR “EL HUERTO DE MI AMADA” EXCLUSIVO PARA EL DIARIO EL COMERCIO EN EL PERÚ.

Go to ARRIBA