Portal de literatura, contracultura arte música

El Violinista sobre el tejado (del metro)

EN POR

Una historia real que Juanma le envia a Alguien y me parecio extraordinario, asi que de inmediato me lo traje aquí. Reflexión y Belleza.

“Un hombre se sentó en una estación del metro en Washington y comenzó a tocar el violín, en una fría mañana de enero. Durante los siguientes 45 minutos, interpretó seis obras de Bach. Durante el mismo tiempo, se calcula que pasaron por esa estación algo más de mil personas, casi todas camino a sus trabajos.

Transcurrieron tres minutos hasta que alguien se detuvo ante el músico. Un hombre de mediana edad alteró por un segundo su paso y advirtió que había una persona tocando música.

Un minuto más tarde, el violinista recibió su primera donación: una mujer arrojó un dólar en la lata y continuó su marcha. Algunos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar, pero enseguida miró su reloj y retomó su camino.

Quien más atención prestó fue un niño de 3 años. Su madre tiraba del brazo, apurada, pero el niño se plantó ante el músico. Cuando su madre logró arrancarlo del lugar, el niño continuó volteando su cabeza para mirar al artista. Esto se repitió con otros niños. Todos los padres, sin excepción, los forzaron a seguir la marcha.

En los tres cuartos de hora que el músico tocó, sólo siete personas se detuvieron y otras veinte dieron dinero, sin interrumpir su camino. El violinista recaudó 32 dólares.

Joshua Bell, uno de los mejores músicos del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron alguna vez, en un violín tasado en 3.5 millones de dólares. Dos días antes de su actuación en el metro, Bell colmó un teatro en Boston, con localidades que promediaban los 100 dólares.

Esta es una historia real. La actuación de Joshua Bell de incógnito en el metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de las personas.

La consigna era: en un ambiente banal y a una hora inconveniente, ¿percibimos la belleza?… ¿Nos detenemos a apreciarla?… ¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado?…

Una de las conclusiones de esta experiencia, podría ser la siguiente: Si no tenemos un instante para detenernos a escuchar a uno de los mejores músicos interpretar la mejor música escrita, ¿qué otras cosas nos estaremos perdiendo?…

Noticia original en : The Washington Post.

8 Comments

  1. Desgraciadamente parece que la sociedad hoy está totalmente compartimentada y se mueve dentro de los canones establecidos: hay uun tiempo de trabajo, otro de ocio, otro en casos para amistad y familia… pero falta convivencia, sencillez, comportamiento espontáneo. Se ha perdido el hábito de hablar por que si, con los vecinos, con la gente.

    Preguntas ¿qué otras cosas nos estaremos perdiendo? y a veces pienso que la vida en si, ese disfrutar de nuestro alrededor, de las gentes, de las cosas mínimas que es donde radica lo más parecido a la felicidad.

    Hay que convivir, compartir y relacionarse.

  2. Eso fue un acto poético. Ojalá más gente joven tuviera actualmente las pelotas (o los ovarios) para seguir dándole al mundo actos como éste, con o sin respaldo de alguna empresa. El mundo actual va tras el dinero, más que nunca antes, y andamos muy necesitados de magia, de esa magia que nos reconecta con lo trascendental.

    Saludos, China… y creo que a mi otro comment (en el post sobre Fujimori) lo chapó el atrapa spam 🙂

  3. wenas, vale por visitar mi blog. Claro que conozco a Leusemia, uno de los grandes del punk peruano. Supe que hace poco se juntaron con formación original, ojalá que se den una vuelta por Chile, ya que acá son muy queridos y respetados -hace casi 10 años que no vienen-. Saludos, voy a darle una vuelta a este sitio saludos!!

  4. mmm… así está este mundo. Ya nadie tiempo para oler las flores en el camino.

    Saludos.

    PS: sobre tu sugerencia en mi blog… espero que en tu próxima visita, te lleves una grata sorpresa.

  5. Muchas veces no reconocemos lo que es realmente la belleza, la dejamos pasar y cuando nos damos cuenta ya es muy tarde para volver a atras; a veces la ignorancia, unida a la indiferencia hacen que se pierda en el mundo tantas cosas….

  6. Es interesante el “experimento”, tanto cómo las preguntas que bien formulás. Estaría bueno que cada uno pudiese darse un minuto para reflexionar sobre eso. Un saludo y gracias por tu visita.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Arte Creativo

Go to ARRIBA