Portal de literatura, contracultura arte música

Tag archive

Estados Unidos

¿Por qué odian tanto a Chávez?

EN POR

hugo-chavez-640_s640x427
Isaac Rosa:

De los muertos se habla bien, siempre que no se llamen Hugo Chávez. Intento recordar alguna muerte de las últimas décadas que haya merecido tanta mala baba como la que ayer chorreaba en la mayor parte de los medios españoles. Tirano, autócrata, caudillo, payaso, gorila, Hitler, Stalin, Kim Jong Il, demente, delincuente, zarrapastroso… Son términos leídos y oídos ayer para despedir al presidente venezolano.

Ni siquiera cuando murió Bin Laden hubo tanto ensañamiento. De verdad, repasen las hemerotecas y comprobarán cómo el líder de Al Qaeda mereció más respeto que Chávez por parte de la derecha mediática española.

Intento entender por qué odian tanto a Chávez, cómo han podido acumular todo ese odio. Qué había hecho Chávez que fuese tan imperdonable. Repaso todo lo dicho y escrito ayer, y junto al listado de insultos anoto también el listado de reproches: dio un golpe de Estado, era populista, se comportaba como un payaso, recortó las libertades, amordazó a la prensa, fue amigo de Cuba y de otros gobernantes “gamberros”, expropió empresas, dejó un país en crisis y no acabó con la pobreza y la corrupción.

Podría dedicarme a rebatir esos reproches, pero ya se han dedicado otros a hacerlo con buenos argumentos. Como mi propósito es averiguar por qué le odiaban tanto, voy a dar por buenas esas acusaciones: pongamos que todo ello fuese cierto (que no es el caso, pero déjenme que me haga el tonto un rato), y comprobemos si sería suficiente para explicar esa animadversión tan rabiosa. Venga, aceptamos pulpo como animal de compañía y Chávez como dictador: pongámonos en el lugar de sus detractores, a ver si así los entendemos.

Dar un golpe de Estado podría admitirse como motivo de odio, desde una defensa incondicional de la democracia. Pero sería válido si quienes nunca le han perdonado su golpismo hubiesen mostrado la misma inflexibilidad con los golpistas de 2002. Pero no ha sido así. Ni golpistas les llaman.

El golpismo sería aceptable como motivo de rechazo si se aplicase por igual a todos los golpistas que en el mundo hay.Pero no ocurre así con otros que no han ganado ni la mitad de elecciones que Chávez, y con los que no está mal visto firmar acuerdos, hacer negocios o compartir mesa. Lo mismo pasa con el populismo, el culto a la personalidad y las payasadas: podrían ser razón para rechazarlo si ese baremo de exquisitez se aplicase por igual a todos los gobernantes. Incluidos nuestros propios populismos y cultos personalistas.

El mismo razonamiento cabría hacer con el recorte a las libertades y la persecución de la prensa. Si damos por buenas ambas acusaciones (ven, pulpo, ven, bonito), el razonamiento se desmorona ante el silencio cómplice con que son tratados gobernantes que han practicado la guerra sucia, han ordenado asesinatos o han encarcelado periodistas. Nada de esto ha hecho Chávez, y sí otros dirigentes cuya muerte no merecería una mala palabra y sí más de un elogio.

Lo de que expropiaba empresas, casi mejor habría que preguntárselo a las propias empresas. Un caso claro de masoquismo, de maltratada que vuelve una y otra vez con su maltratador, pues pese a las expropiaciones las empresas seguían queriendo hacer negocios con Chávez. Muy buenos negocios, según reconocen. Lo mismo el gobierno español, que pese a quejarse de boquilla corría a venderle barcos con unos contratos históricos.

Lo de que deja un país en crisis, dicho desde un país quebrado e intervenido como el nuestro, casi mejor lo pasamos por alto. Y lo mismo con la corrupción, de la que pocas lecciones podemos dar desde lo alto de nuestra montaña de mierda. En cuanto a la pobreza, no llegó con Chávez, al contrario: bajo su mandato se redujo notablemente, algo que sus enemigos le reconocen aunque con la boca chica, como una minucia, nunca con la valoración que merece un éxito así.

¿Queda algo? Ah, sí: que era amigo de Castro y que se alió con los países más denostados. Nada, nada, calderilla comparado con todo lo anterior, no creo que unas buenas relaciones con Cuba (que son comunes a otros países), o una foto con el mismo Gadafi al que dimos la llave de oro de Madrid, justifiquen tanto rencor.

Entonces, si no parecen verosímiles todas esas razones para explicar el odio a Chávez, ¿por qué le odian tanto? Esperen, que devuelvo el pulpo al mar antes de contestar.

Le odian por todo aquello que no suelen nombrar, pero que se lee claramente subtitulado bajo las acusaciones de golpista, populista, liberticida o expropiador. Le odian porque con sus victorias electorales invalidó una y otra vez la etiqueta de dictador, y dio un mal ejemplo a otros pueblos: que la democracia podía ser una vía legitimadora de transformación social. Le odian porque no consiguieron derrotarlo en quince años, ni la oposición, ni los militares traidores, ni Estados Unidos, y ha tenido que ser un cáncer.

Le odian porque obligó a que respetasen el país quienes estaban acostumbrados a usarlo como un trapo. Le odian porque al hablar de tú a tú a Estados Unidos hizo más evidente la sumisión de otros. Le odian porque con su internacionalismo bolivariano sacudió una Latinoamérica que apenas se levantaba de décadas de dictaduras, CIA y neoliberalismo. Le odian, por último, por motivos ideológicos: porque hablaba de socialismo, con todas las letras, ese fantasma que algunos creían enterrado bajo los cascotes del muro de Berlín, y que Chávez ha mantenido como posibilidad durante una década, hasta llegar a este cambio de época en el que ya no vemos tan disparatado pensar en socialismo.

Otro día si quieren hablamos de sus errores, que no son pocos. Hoy no: yo sí respeto a los muertos, sobre todo cuando merecen tanto respeto como el que Chávez se ganó.

 

Este artículo fue tomado de: www.eldiario.es. Zonacritica

Comunicado Oficial de The Pirate Bay Respecto a S.O.P.A.

EN POR

Realmente no tengo la más mínima idea de cuantos sitios se sumaron a esta medida de protesta, pero de lo que si estoy plenamente seguro es que en esta tarea de medir fuerzas contra este grupo que siente que puede también manejar el mundo a través de las redes a sido positivo. Hemos medido fuerzas y podemos ser optimistas y sentir que en esta batalla de censuras informáticas ganaremos la guerra. Porque Internet somos todos, somos todos nosotros juntos que sin quererlo hemos contribuido a que esta libertad se plasme para nuestras futuras generaciones. Seguiremos adelante.

Comunicado Oficial de The Pirate Bay sobre SOPA:

Internets, 18 de enero de 2012.
COMUNICADO DE PRENSA PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA.

Hace más de un siglo Thomas Edison obtuvo la patente de un dispositivo que “que hace para los ojos lo que el fonógrafo hace para
el oído “. Él lo llamó el quinestcopio. No solo fue de los primeros en grabar un video, fue también la primera persona propietaria de los derechos de una película.

Por las patentes de Edison sobre las imágenes en movimiento se estaba convirtiendo financieramente imposible crear pelícuas
en el norte de la costa este americana. Los estudios de cines por eso se trasladaron a California, y fundaron lo que hoy llamamos Hollywood. La razón era sobre todo que ahí no había ninguna patente.

Tampoco había ningún derecho de autor que se pudiera nombrar por lo que los estudios podrían copiar las viejas historias y hacer películas a partir de ellos – como Fantasia, uno de los mayores éxitos en la historia de Disney.

Por lo tanto, las bases de esta industria – que hoy está llorando a gritos por la pérdida de control sobre los derechos inmateriales – es que ellos eludieron los derechos inmateriales. Se copiaron (o para usar su terminología: “robaron”) las obras creativas de otras personas, sin pagar por ello. Lo hicieron con el fin de obtener un beneficio enorme. Hoy en día, son muy exitosos y la mayoría de estudios están en la lista Fortune 500 de las empresas más ricas del mundo. Felicitaciones – ¡Todo se trata en ser capaz de re-usar las obras de otros! Y hoy se reservan el derecho de todo lo que los demás crean. Si quieres conseguir algo que ellos han publicado, tienes que acatar sus reglas. Reglas que se crearon después de eludir las reglas de otros.

La razón por la que siempre estan quejándose de los “piratas” de hoy es simple. Hicimos los que ellos hicieron. Eludimos las normas que ellos crearon para crear las nuestras. Aplastamos su monopolio por darle a la gente algo más eficiente.

Permitimos a las personas tener una comunicación directa entre uno al otro, eludiendo el hombre de en medio que hace ganancias, que en algunos casos recibe más de 107% de los beneficios (sí, tu pagas trabajar para ellos).

Todo esto sucede por el hecho de que somos la competencia. Hemos demostrado que su existencia en su forma actual ya no es necesaria. Somos mejores que ellos.

Y la parte divertida es que nuestras normas son muy similares a las ideas de los padres fundadores de los EE.UU.. Luchamos por la libertad de expresión.

Vemos a todas las personas como iguales. Creemos que el público y no la elite, debe gobernar la nación. Creemos que las leyes debe ser creadas para servir al público, no a las corporaciones millonarias.

The Pirate Bay es una verdadera comunidad internacional. Nuestro equipo se extiende por todo el mundo -, pero nos hemos mantenido al margen del EE.UU. Tenemos raíces suecas y un amigo, dijo lo siguiente:

La palabra SOPA significa “basura” en sueco. La palabra PIPA significa “un tubo” en sueco. Esto por supuesto no es una coincidencia. Ellos quieren hacer de todo el Internet un tubo de un solo sentido, con ellos en la parte superior, y empujando la basura a través de la tubería para el resto de nosotros, los consumidores obedientes.

La opinión pública sobre este asunto es clara. Pregunta a cualquier persona en la calle y te enterarás de que nadie quiere ser alimentado con basura. Por qué el gobierno de EE.UU. quiere que el pueblo de Estados Unidos sea alimentado con basura está más allá de nuestra imaginación, pero esperamos que los detengan, antes de que todos se ahoguen.

SOPA no puede hacer nada para detener a The Pirate Bay. En el peor de los casos vamos a cambiar de top domain del actual .Org a uno de los cientos de otros nombres también utilizamos. En los países donde TPB está bloqueado, China y Arabia Saudita vienen a nuestra mente, bloquean centenares de nuestros dominio. ¿Y funciona? En realidad no.

Para solucionar el “problema de la piratería” hay que ir a la fuente del problema. La industria del entretenimiento dicen que crean “cultura”, pero lo que realmente hacen es algo como vender de muñecos de peluche caros y convertir a niñas de 11 en anorexicas. Ya sea por trabajar en las fábricas que crean las muñecas para, básicamente, recibir ningún sueldo o por ver películas y programas de televisión que les hacen pensar que están gordas.

En el gran juego de Civilization de Sid Meiers se pueden construir maravillas del mundo. Una de los más poderosas es Hollywood. Con esto controlas de toda la cultura y los medios de comunicación en el mundo. Rupert Murdoch estaba contento con MySpace y no había problemas con su propia piratería hasta que fracasó. Ahora está quejándose de que Google es la mayor fuente de piratería en el mundo – porque está celoso. Él quiere mantener su control mental sobre la gente y claramente se obtiene una visión honesta de las cosas en Wikipedia y Google que en Fox News.

Algunos datos (años, fechas) probablemente están equivocados en este comunicado de prensa. La razón es que no podemos acceder a esta información Wikipedia cuando se apagó. Debido a la presión de nuestros competidores fallidos. Lo sentimos por ello.

The Pirate Bay, (K) 2012

 

Anne Sexton – La voz poética de una suicida

EN POR


“Un escritor es alguien que con unos muebles hace un árbol. Todos los poetas mienten.”
Anne Sexton

“Mis admiradores creen que me he curado; pero no, sólo me he hecho poeta”
Anne Sexton

AINIZE SALABERRI

Adicta al alcohol y a los somníferos, con un serio trastorno mental, depresiva, embarcada en el círculo vicioso de hospitales y amantes, y con un serio desprecio suicida por sí misma. Además, amiga de Sylvia Plath. Apasionada, bella. Así la define Diane Wood Middlebrook en su biografía sobre la poeta.

“Culta y delgada como una modelo; una ama de casa que residía en las afueras de la ciudad y que se llamó a sí misma ‘La señora perro’; hija, madre (…) “Un poco chiflada”. ¿Y como poeta? Intimista, dada la confesión, humorística, insistente y desgarradoramente femenina, bruja con las palabras, artista de la representación, mimada del público.”

Anne Sexton y Sylvia Plath. Ambas eran poetas. Las dos se suicidaron con una diferencia de once años. Sylvia era más inteligente, pero a Sexton le fueron mejor las cosas. Cuando se reunían para ir a beber martinis al hotel Ritz, después de sesiones de literatura con Robert Lowell, hablaban de sus intentos de suicidio e imaginaban qué harían si lo volvieran a intentar. Anne Sexton sentía una profunda admiración por Sylvia y siempre sintió que iba detrás de ella. Podía verla, tocarla, pero literaria e intelectualmente no podía alcanzarla. Robert Lowell, quien conoció tanto a Sexton como a Plath dijo de ambas:
“Anne era más auténtica pero sabía menos. Sylvia aprendió de Plath”. A ojos de Anne esto no era cierto. Por el contrario, Viorica Patea, quien escribió “Entre el mito y la realidad. Aproximación a la obra poética de Sylvia Plath”, dijo:

“Sexton ansiaba el éxito, sobre todo el de Plath. Era muy teatrera. Anunciaba sus intentos de suicidio por telegrama. A Plath no le impresionó. Incluso llegó a proclamar, tras el suicidio de Plath, “esa muerte era mía”. En eso, Plath también la había superado.

Anne Sexton era mujer, esposa, amante, madre y poeta. El orden de los factores no altera el producto, dicen, pero el interior de Anne Sexton no soportaba la idea de ceñirse al canon femenino que imperaba en los Estados Unidos de los años 50: ser buena esposa, buena madre y buena ama de casa. Todos esos ideales trastornaban su mente, le creaba inseguridades como mujer y como escritora. De hecho, se considera que nunca hubiese comenzado a escribir de no haber sido porque se lo prescribieron facultativamente.

No tenía estudios superiores y se sentía inferior a aquellos que sí la tenía. A través de la escritura, sin embargo, llegó a ser profesora de universidad, realizó ponencias y cientos de lecturas de sus poemas. Se había convertido en una poeta de éxito, repudiada en la trastienda por la gente que la conocía y es que, aunque era buena poeta, su personalidad no debía de ser atractiva. “Puede gustarte la Anne Sexton poeta, pero no la persona”, se atrevió a decir alguno.

Su biógrafa se preguntaba qué había tenido que ocurrir para que una ama de casa como ella se convirtiera, de la noche a la mañana, en una estrella. ¿Dónde estaba la conexión entre su locura y su arte? ¿Dónde se acababa una y comenzaba el otro? ¿Quizás era precisamente porque no había separación entre los dos que ella se convirtió en quien quería ser?

Lo cierto es que Sexton revolucionó el panorama poético estadounidense con su tratamiento inesperado de cosas tan poco líricas como la masturbación, el adulterio, incesto o masturbación. Y con todo ello, se convirtió en una estrella que sigue brillando en el firmamento de sus letras.

Entre esas letras, como agazapadas, se encuentran sus obras “Al manicomio y regreso en parte”, la obra de teatro que llegó a representarse en Broadway, “Mercy Street”, “El libro de la locura”. Letras que existen gracias a la psicoterapia. Y gracias a eso, a sus intentos de volcar su locura en sus palabras y distanciarse así un poco de ella, consiguió una escritura basada en el análisis del inconsciente. Así habla acerca de esto su biógrafa:

“Acabé viendo su carrera, que cubre un período de 18 años, como una acertada respuesta a un conjunto de condiciones que no pudo modificar demasiado a no ser escribiendo sobre ellas. Sus trastornos no fueron derrotados totalmente por su ingenio, ya que, aunque la psicoterapia le ayudó de forma espectacular, preciso es reconocer que siguió enferma. Con todo, sus poemas le crearon una personalidad que otro supieron valorar, hecho que abrió puertas a su vida.”

Y que le dio alas, añadiría, para ver un poco de luz entre tanta oscuridad que había en su vida.

Por suerte, siempre tendremos sus poemas, su verdad, para volcarnos y tumbarnos en ellas como si de un prado verde con hierba mullida se tratara. Porque así son sus poemas: hierba fresca en una calurosa tarde de verano.

______
Anne Sexton (Anne Gray Harvey) (Norton, Massachusetts: 9 de noviembre de 1928-Boston: 4 de octubre de 1974)

Poema:

Deseando morir (Wanting to die)

Ahora que lo preguntas, la mayor parte de los días no puedo recordar.
Camino vestida, sin marcas de ese viaje.
Luego la casi innombrable lascivia regresa.
Ni siquiera entonces tengo nada contra la vida.
Conozco bien las hojas de hierba que mencionas,
los muebles que has puesto al sol.
Pero los suicidas poseen un lenguaje especial.
Al igual que carpinteros, quieren saber con qué herramientas.
Nunca preguntan por qué construir.
En dos ocasiones me he expresado con tanta sencillez,
he poseído al enemigo, comido al enemigo,
he aceptado su destreza, su magia.
De este modo, grave y pensativa,
más tibia que el aceite o el agua,
he descansado, babeando por el agujero de mi boca.
No se me ocurrió exponer mi cuerpo a la aguja.
Hasta la córnea y la orina sobrante se perdieron.
Los suicidas ya han traicionado el cuerpo.
Nacidos sin vida, no siempre mueren,
pero deslumbrados, no pueden olvidar una droga tan dulce
que hasta los niños mirarían con una sonrisa.
¡Empujar toda esa vida bajo tu lengua!
que, por sí misma, se convierte en pasión.
La muerte es un hueso triste, lleno de golpes, dirías,
y a pesar de todo ella me espera, año tras año,
para reparar delicadamente una vieja herida,
para liberar mi aliento de su dañina prisión.
Balanceándose allí, a veces se encuentran los suicidas,
rabiosos ante el fruto, una luna inflada,
Dejando el pan que confundieron con un beso
Dejando la pagina del libro abierto descuidadamente
Algo sin decir, el teléfono descolgado
Y el amor, cualquiera que haya sido, una infección.

Protesta contra la censura mundial en internet y la Ley SOPA

EN POR

Nuevamente los poderosos; aquellos seres bendecidos por la codicia infinita, que se adueñan de todo lo que tocan y que su apellido tiene el sinónimo de una propiedad privada regresan con más fuerza con sus leyes y sus abogados para prohibirnos difundir información a través del internet mediante su nueva ley-basura inventada en los Estados Unidos pero aplaudida por esta legión de hipócritas y puritanos.

Contra ustedes luchamos, contra ustedes que prohíben que las ideas se difundan y que quieren transformar la libertad de internet en un acto ilícito.

La ley HR3261 que se cocina en el Congreso del país de los especialistas en inventar guerras se llama SOPA “Stop Online Piracy Act” ( “Ley para frenar la piratería online”) El proyecto originalmente permite que tanto el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, como los propietarios de derechos intelectuales, puedan obtener órdenes judiciales contra aquellos sitios de internet que permitan o faciliten el infringimiento de los derechos de autor.

A estas alturas de las protestas se han sumado grandes firmas de la red, desde Wikipedia, que ha planeado limpiar todas la información de su enciclopedia online por un día, pasando por Google, Facebook, Yahoo, Ebay, Twitter, LinkedIn, Mozilla, Zynga, Amazon, Paypal, etc, etc. temiendo además que esta ley perjudique sus intereses comerciales y junto a ellos todos nosotros los que administramos información web, desarrolladores, webmaster, entusiastas blogueros y usuarios que viven el día a día a través de la web.

Las protestas se inician el 18 de Enero y amenazan extenderse hasta el 23 del mismo mes, un día antes de que se dé la votación de la Ley SOPA.

Respecto al tema algunos apuntes interesantes que nos sirven para conocer de qué forma esta ley nos afectará a todos nosotros:

Ciudadanía afectada
Cualquier persona que haga uso de la Internet, aún cuando no se dedique a generar contenidos se verá afectada. Si yo, como usuaria de una red social decido compartir una noticia del diario El País en mi Twitter, ya estoy infringiendo SOPA, porque esta normativa incluye a las personas que enlacen contenidos con “Todos los derechos reservados”. Por esta razón las Redes sociales y prestaciones aparentemente gratuitas como Facebook, Twitter, Youtube serían las primeras afectadas.

En el caso de la “creación” de contenido el asunto se complica aún más, hay que tener claro que las personas que generan artículos, investigaciones, música, etc, no lo hacen por ideas de generación espontánea, es un proceso que parte de estímulos y raciocinio de información previamente consumida. En los casos más evidentes tenemos al DJ que realiza mezclas con la música que tiene “Todos los derechos reservados”, la persona que realiza artículos de opinión y que utiliza como base de sus planteamientos la información que obtiene de las noticias de medios de comunicación con “Todos los derechos reservados”.


Demás está decir que uniéndose a la protesta mundial Muladar News se apagará y saldrá del aire ese día pues también este minúsculo universo informativo ha sufrido intimidación por derechos de propiedad privada de parte de aquellos dueños de todas las verdades del mundo.

Nota Final: Aunque debo mencionar que este espacio web sufre tantos ataques informáticos que no será ninguna novedad que desaparezca por un día.

Artículos Interesantes:

El mito de la libertad de prensa en EE.UU.

EN POR

La semana pasada, el periodista independiente Sam Husseini fue a una conferencia de prensa del príncipe Turki al-Faisal de Arabia Saudí en el Club Nacional de la Prensa de Washington, del cual Husseini es miembro. Entonces hizo algo que es extraño en la cultura mediática corporativa en EE.UU. Se condujo como un verdadero periodista e hizo una pregunta dura, pertinente, sin ningún tipo de restricciones. Es la siguiente, como la reproduce el blog de Husseini:

Quisiera saber qué legitimidad tiene su régimen, señor. Usted se presenta ante nosotros como representante de uno de los regímenes más autocráticos, misóginos, sobre la faz de la tierra. Human Rights Watch y otros informan de torturas, detención de activistas, habéis aplastado el levantamiento democrático en Bahréin, tratasteis de derrocar el levantamiento democrático en Egipto y por cierto continuáis oprimido a vuestro propio pueblo. ¿Qué legitimidad tiene su régimen, fuera de miles de millones de dólares y armas? [1]

El príncipe Turki, ex jefe supremo de la inteligencia saudí, ex amigo del líder de al Qaida, Osama bin Laden, ex embajador saudí en EE.UU., reaccionó con un cambio de tema [2].

Si esto hubiera ocurrido en Medio Oriente, Husseini habría sido debidamente secuestrado por la inteligencia saudí, torturado y eliminado. Preguntad a los restos del coronel Muamar Gadafi. Por mucho menos –por decir en alta voz en una reunión de la Liga Árabe que el rey Abdullah era un traidor por alentar al gobierno de George W Bush para que invadiera Iraq– la Casa de Saud hizo todo lo posible –durante años– para asegurar la eliminación de Gadafi.

Turki muestra todas las credenciales democráticas registradas de la Casa de Saud. Se refiere al empuje por la democracia en el mundo árabe como “Problemas árabes”.

Según Husseini, el mismo día de la conferencia de prensa, recibió una “carta que me informa de que estaba suspendido del Club Nacional de la Prensa ‘debido a su conducta durante una conferencia de prensa’. La carta, firmada por el director ejecutivo del club, William McCarren, me acusa de violar reglas que prohíben ‘conducta o lenguaje alborotador o indecoroso’.”

Husseini, director de comunicaciones del Instituto por la Veracidad Pública, que refleja el periodismo crítico de todo el mundo, es un hombre calmado, pensativo, con credenciales impecables. La acusación no solo es falsa, es directamente patética.

¿Fue un caso aislado? Obviamente no. De vuelta a enero de 2009, al mismo Club Nacional de Prensa, durante una conferencia de prensa de la entonces ministra de exteriores israelí Tzipi Livni. Cuando a Livni le hicieron una pregunta difícil –también de Husseini– cortaron el micrófono, y la conferencia terminó abruptamente. Mi cámara, Sebastian Pituscan, estaba conmigo [3].

Así funciona realmente el tan alabado mito de la “libertad de prensa” en EE.UU. Si se realiza la tarea de un verdadero periodista, diciendo la verdad al poder, no se puede asistir a conferencias de prensa en la Casa Blanca, el Pentágono o el Departamento de Estado. Ni siquiera te admitirán en el edificio.

Si alguien es un funcionario de un “aliado valioso” –como la Casa de Saud o el régimen en Israel– es seguro que obtendrá un púlpito libre de preguntas en cualquier sitio que quiera, especialmente si su inglés es fluido.

Pero si alguien es un funcionario de un régimen “canalla”, lo mejor que le puede pasar es que le humillen en público, como le ocurrió al presidente iraní Mahmud Ahmadineyad en la Universidad Columbia en Nueva York. Especialmente si no habla inglés y la mayor parte de lo que dice se pierde en la traducción.

Por otra parte, si alguien es un periodista viajero de los medios corporativos de EE.UU., puede hacer lo que le venga en gana.

Por ejemplo: durante la crisis financiera asiática, en 1997 y 1998, fui a innumerables conferencias de prensa en las que periodistas estadounidenses llevados con ese objetivo intimidaban a los dirigentes asiáticos como si fueran un montón de hooligans (los periodistas, no los dirigentes). Chicas despabiladas recién salidas de una escuela insignificante de periodismo trataron al entonces primer ministro malasio Mahathir Mohamad como si fuera un violador de niños, porque había establecido controles de capital.

Resultó que Mahathir tenía razón, ya que Malasia superó la crisis mucho antes que aquellos, como Indonesia, Tailandia y Corea del Sur que se rindieron a los horrendos ajustes del Fondo Monetario Internacional.

En 1989, estudiantes chinos que protestaban en la Plaza Tiananmen fueron vitoreados por los medios estadounidenses como héroes que resistían a la tiranía. En 2011, estudiantes estadounidenses que protestaban en todo el país contra la tiranía financiera son “flojos”, “hijueputas”, las dos cosas, o son directamente criminalizados.

Los medios corporativos de EE.UU. no podrían admitir que la represión en la Plaza Tahrir por policías antidisturbios egipcios es exactamente lo mismo que la represión en Nueva York, Oakland, Portland o Boston por policías antidisturbios estadounidenses.

Todavía no se oye ni una palabra de la OTAN sobre el establecimiento de una zona de exclusión aérea “humanitaria” sobre una selección de sitios de Ocupad en ciudades de EE.UU. Todavía consultan con la Casa de Saud.


 
Vídeo de la Accidentada Conferencia de Prensa

 

Nota Final: Leyendo el blog del periodista Sam Husseini, nos indica que fue levantada la suspensión del Club Nacional de la Prensa de Washington
_______________
Pepe Escobar es autor de “Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War ” (Nimble Books, 2007) y “ Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge ”. Su último libro es “ Obama does Globalistan ” (Nimble Books, 2009). Puede contactarse con él en: pepeasia@yahoo.com .

Pepe Escobar is the author of Globalistan: How the Globalized 

Fuente: Atimes : Asia Times Online

Profetas como Steve Jobs condenan a la humanidad a la más cruel de las esclavitudes

EN POR

Res­pecto de lo que se cree del CEO gurú Ste­ven Jobs, muchos de sus inven­tos han calado en el incon­ciente colec­tivo de la huma­ni­dad solo para retra­sar un poco más su inte­li­gen­cia, para hacerlo más super­fi­cial y menos activo hasta dis­traerlo del pen­sa­miento natu­ral y des­bor­darlo al con­su­mismo sal­vaje . No digo que esto nece­sa­ria­mente sea nega­tivo, cada uno es libre y tiene dere­cho de ele­gir su medio de entre­te­ni­miento, pero los que enten­de­mos un poco más de temas infor­má­ti­cos tene­mos con­cien­cia de que sus inven­tos de corta dura­ción, sus con­tri­bu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas iban de acuerdo a sus férreos intere­ses económicos.

Jobs tenía la faci­li­dad de ir de empresa en empresa inno­vando el apa­rato que ayer había­mos adqui­rido, hasta dejarlo eco­nó­mi­ca­mente super­ren­ta­ble. Por supuesto que su muerte no deten­drá sus inven­tos crea­dos para hacer­nos más idiotas.

Al res­pecto un com­pleto y arrie­gado artículo extra­ido de La Haine de Car­los de Urabá:

Pro­fe­tas como Steve Jobs con­de­nan a la huma­ni­dad a la más cruel de las esclavitudes

Por culpa del mal tiempo tuve que espe­rar más de cinco horas la salida de mi vuelo a Madrid en el aero­puerto de Gua­rul­hos en Sao Paulo. Algo que he detes­tado siem­pre son esas salas ates­ta­das de pasa­je­ros som­no­lien­tos y abu­rri­dos que aguar­dan una lla­mada para embar­car. Enton­ces resig­nado a mi suerte me puse a pasear por la ter­mi­na­les de vue­los inter­na­cio­na­les. El aero­puerto de Gua­rul­hos es gigan­tesco y la gente viene y va apre­su­rada por los lar­gos pasi­llos empu­jando los carri­tos car­ga­dos de male­tas. Al obser­var el pano­rama durante algu­nos minu­tos me quedé total­mente per­plejo. pero, ¿qué es esto? los pasa­je­ros sen­ta­dos en las amplias salas como si fue­ran galli­nas pico­tea­ban ham­brien­tos el pienso vir­tual en sus compu­tado­res per­so­na­les, en su telé­fo­nos per­so­na­les, en su tableta iPod personal.

Claro, la clave de éxito es man­te­ner ocu­pada la mente y lle­nar el vacío que nos acon­goja. Los indi­vi­duos sin pes­ta­ñear con las pupi­las dila­ta­das ensi­mis­ma­dos nave­ga­ban en un reali­dad para­lela, por otros mun­dos qui­zás más atrac­ti­vos y emo­cio­nan­tes que este. Sus ros­tros no expre­sa­ban nin­gún sen­ti­miento ni ale­gría ni de tris­teza, nadie te saluda, no existe la comu­ni­ca­ción ni ver­bal ni cor­po­ral ni nada por el estilo, cada quien engor­dando su ego con­cen­tra­dos en sus mas­tur­ba­cio­nes men­ta­les. Silen­cio, por favor, que hay res­pe­tar pri­va­ci­dad de las coba­yas. Incluso algu­nos faná­ti­cos mane­ja­ban tres telé­fo­nos móvi­les; el del tra­bajo, el de la fami­lia y el de la amante. En el colmo de la gula varias pan­ta­llas gigan­tes de tele­vi­sión tras­mi­tían un variado menú vía saté­lite. Si supie­ran que yo ape­nas cargo en mi male­tín un lápiz y una libreta ¡que ver­güenza! ¿Qué dirán de mi? que soy un inadap­tado, un ser prehis­tó­rico de la edad de pie­dra. Cuando te pre­sen­tas a alguien ya no te pre­gun­tan por tu nom­bre sino cuál es el número de tu telé­fono móvil, cuál es tu email o si per­te­ne­ces a Face­book o a Mys­pace. Esa es tu identidad.

Todos los indi­vi­duos cor­ta­dos con la misma tijera y ves­ti­dos con los mis­mos tra­jes, la misma cor­bata, los mis­mos zapa­tos, comiendo lo mis­mos sand­wi­ches y ham­bur­gue­sas. Una exi­tosa clo­na­ción que envi­dia­rían los crea­do­res del la oveja Dolly. No con­ten­tos los pla­ni­fi­ca­do­res o gran­des her­ma­nos con­du­cen al redil por los pasi­llos hasta los esta­blos del duty free, las cafe­te­rías o res­tau­ran­tes. El bom­bar­deo de pro­pa­ganda no cesa ni un ins­tante: com­pra este, com­pra el otro; hoy esta­mos de reba­jas, ¡apro­ve­cha pen­dejo! más telé­fo­nos inte­li­gen­tes, PC mági­cos, cáma­ras foto­grá­fi­cas de alta defi­ni­ción, el último grito de la moda, per­fu­mes, des­odo­ran­tes, trago fino, whisky, vodka, tabaco. ¡Y yo con unos cuan­tos dóla­res mano­sea­dos en los bol­si­llos que no me alcan­zan ni para un perrito caliente!

Lo que más me impactó fue el com­por­ta­miento feme­nino. Que ale­gría se les marca en el ros­tro a ellas cuando des­cuel­gan sus telé­fo­nos móvi­les y vani­do­sas con­tes­tan ali­sán­dose el pelo. “¡Hello! ¡Hello! My dar­ling. Fine, thanks” –por­que en esta secta sólo se habla en inglés– Las urra­cas par­lan­chi­nas pue­den pasarse horas y horas de chá­chara. ¿qué estu­pi­de­ces habla­rán ? –no quiero ni saberlo. Con razón las gran­des mul­ti­na­cio­na­les de tele­fo­nía móvil dupli­can o tri­pli­can cada año sus ganan­cias. La psi­co­lo­gía feme­nina ha sido estu­diada a con­cien­cia por los exper­tos en un afán por des­ve­lar sus pun­tos fla­cos. Para la mujer – igual para los hombres-es fun­da­men­tal verse refle­jada en el espejo de Nar­ciso; el espe­jito mágico ante el que maqui­llarse, pei­narse, sen­tirse atrac­ti­vas, desea­das y reci­bir esos piro­pos ciber­né­ti­cos que les sublime el super ego. Te amo, te quiero –les susu­rra el androide con voz aca­ra­me­lada– pes­ta­ñea un cora­zon­cito en la pan­ta­lla HD del compu­tador, del telé­fono móvil o del iPod 4S y ellas sus­pi­ran exta­sia­das. Esto vale más que extraer millo­nes de barri­les de petróleo.

Me fui al baño a ori­nar y ¡adi­vi­nen lo que me encon­tré en el retrete! a un japo­nes jugando al poker en su tableta iPod !no puede ser! todo esto supe­raba cual­quier pelí­cula de cien­cia fic­ción. Vaya mierda en lo que ha con­ver­tido al mundo nues­tra civi­li­za­ción super­in­dus­tria­li­zada. Se me revol­vie­ron las tri­pas, que­ría salir corriendo y esca­par a algún paraíso per­dido. Pero, ¿adónde? tan sólo tenía un billete para ir a Madrid donde el guión de la come­dia se repite al pie de la letra.

El espí­ritu comu­ni­ta­rio y tri­bal que es uno de los ras­gos carac­te­rís­ti­cos del ser humano inexo­ra­ble­mente se extin­gue. Los autis­tas cual esta­tuas de pie­dra con el culo ator­ni­llado a los asien­tos siguen des­ci­frando los jero­glí­fi­cos en sus compu­tado­res. Otros enchu­fa­dos a sus auri­cu­la­res y micró­fo­nos ultra­sen­si­bles hablan con las pare­des en un des­qui­ciado soli­lo­quio. La pala­bra carece de valor, el con­ver­sar, el inter­cam­biar ideas y opi­nio­nes es una debi­li­dad humana caduca y retró­grada. Para estos autó­ma­tas no existe otro len­guaje que el de los íconos, las imá­ge­nes reto­ca­das en pho­tos­hop, los códi­gos y nue­vos géne­ros dis­cur­si­vos donde se uti­li­zan los emo­ti­co­nes que dan expre­sión facial y ges­tual a la per­so­na­li­dad virtual.

A los pocos días de regre­sar a mi casa los noti­cie­ros tras­mi­tie­ron una noti­cia urgente: Steve Jobs, el super­hé­roe ciber­né­tico, ha muerto. ¡oh, una tra­ge­dia griega de dimen­sio­nes pla­ne­ta­rias! Los chi­nos llo­ran, los indios llo­ran, los negros llo­ran, los cara­pá­li­das llo­ran. Tre­mendo bata­cazo para sus incon­di­cio­na­les. Se murió el mago de los ton­tos y todos sus deu­dos repar­ti­dos por los cinco con­ti­nen­tes se sien­ten unos pobres huer­fa­ni­tos. Claro, Steve era un ejem­plo a seguir, un triun­fa­dor nato salido de la nada. Un empre­sa­rio frío y cal­cu­la­dor que revo­lu­cionó el mundo de la infor­má­tica junto Billy Gates y demás lum­bre­ras del Sili­con Valley.

Los titu­la­res de la prensa son más que elo­cuen­tes: « Murió Steve Jobs, el Leo­nardo da Vinci del siglo XXI » « Duelo por el genio inno­va­dor » « Adiós al gurú de la era ciber­né­tica » Este meque­trefe, que amasó una for­tuna astro­nó­mica ven­diendo pienso vir­tual a las coba­yas, no es más que un burdo ladrón que nos roba el tesoro más pre­ciado: el tiempo. Aun­que nos cueste acep­tarlo somos efí­me­ros y nos pasa­mos horas, días, años, déca­das rela­cio­nán­do­nos por entero con las maqui­ni­tas y arti­lu­gios infor­má­ti­cos. Uno de sus lemas pre­fe­ri­dos es « si quie­res pue­des volar sólo hace falta volun­tad » Papá Steve estoy abu­rrido ¿qué hago? Las mari­po­si­tas revo­lo­tean alre­de­dor de una luce­sita, dan­zan exta­sia­das dis­fru­tando de los orgas­mos múl­ti­ples marca Apple o Micro­soft. « Gra­cias a Jobs soy más inte­li­gente » « mi Mac es inmor­tal » « Soy pobre pero voy a aho­rrar para com­prarme un Mac » Ni siquiera los niños se sal­van de la peste digi­tal pues desde muy tem­prana edad domi­nan los orde­na­do­res, el inter­net, el chat o los telé­fo­nos móvi­les, adic­tos a los jue­gue­ci­tos de Atari, al brea­ckout, la Play Sta­tion, el Nin­tendo. La buena crianza de los cacho­rros es vital para ase­gu­rar la super­vi­ven­cia de la especie.

Apple no ha inven­tado nin­gún soft­ware ni nin­gún hard­ware sino que ha pira­teado o com­prado las paten­tes. Ipod ya exis­tía con el nom­bre de Mp3 pero el diseño del objeto es el que marca la dife­ren­cia. Los inge­nie­ros de Apple diri­gi­dos por Jobs le da un toque espe­cial, un diseño sen­sual y una esté­tica mini­ma­lista a cada uno de sus pro­duc­tos. Cuando los aca­ri­cia­mos son ter­sos y sua­ves y nos pro­voca un impulso irre­fre­na­ble poseer­los. El secreto está en esti­mu­lar el sen­tido del tacto, el de la vista y del oído; que suene la musi­quita celes­tial, que titi­len las luce­si­tas en la pan­ta­lla HD y la yema de los dedos con un « one touch » nos con­duzca al país de las maravillas.

Los con­su­mi­do­res del mundo espe­ra­ban ansio­sos nove­da­des que Jobs les tenía reser­va­das. El sumo pon­tí­fice en el altar mayor pre­sen­taba los nue­vos pro­duc­tos Apple en medio mon­taje inter­ga­lác­tico de rayos láser y fue­gos arti­fi­cia­les. Los fie­les aplau­dían his­té­ri­cos al hijo de Dios ¡hosana hosana! ya ha caído el ben­dito maná del cielo: el iPod, el Mac­Book, el Nano, el Mac­book Air, el Shuf­fle, el iPhone, el iPhad. más LSD, más opio, más cocaína. Steve Jobs esta­ble­ció una depen­den­cia afec­tiva con sus clien­tes que lo con­si­de­ra­ban el guía, el padre o el maestro.

Hoy la tec­no­lo­gía se erige como el único Dios ver­da­dero. De nada valen las abs­trac­cio­nes mís­ti­cas o espe­cu­la­cio­nes meta­fí­si­cas. El mate­ria­lismo ha ganado la bata­lla. Las máqui­nas, la robó­tica y la inte­li­gen­cia arti­fi­cial nos hacen la vida más sen­ci­lla pues nos libe­ran de los tra­ba­jos más pesa­dos y nos brinda más tiempo de ocio. Tiempo que pasa­mos atra­pa­dos en esa tela­raña del Inter­net, en el Twit­ter, el chat, la tele­fo­nía móvil o la tele­vi­sión digital.

El estado poli­cial al ser­vi­cio de la demo­cra­cia gra­cias a los ade­lan­tos tec­no­ló­gi­cos con­tro­lan nues­tras vidas. Los agen­tes de « inte­li­gen­cia » son capa­ces de inda­gar y escru­tar lo más pro­fundo de nues­tro ser; cada correo, cada lla­mada tele­fó­nica, las cuen­tas ban­ca­rias, nues­tros vicios y debi­li­da­des. Todos esta­mos bajo sos­pe­cha. Los perros sabue­sos hus­mean ras­treando nues­tras hue­llas, nos tie­nen ficha­dos, nos obser­van con sus saté­li­tes y las cáma­ras de segu­ri­dad. Nues­tro his­to­rial está escrito con letras mayús­cu­las en los archi­vos infor­ma­ti­za­dos de la cen­tral de datos. The big brot­her wat­ching you

La infor­ma­ción es poder. las gran­des mul­ti­na­cio­na­les de EEUU, Europa o el Japón mono­po­li­zan el sec­tor de las comu­ni­ca­cio­nes e impo­nen la dic­ta­dura tec­no­ló­gica. Ellos son los due­ños de los paten­tes y los dere­chos de tras­mi­sión, ellos son los patro­nes de la aldea glo­bal y noso­tros los sier­vos que aca­ta­mos las órde­nes. No se lucha por una socie­dad más justa y equi­ta­tiva sino por eter­ni­zar el impe­rio capi­ta­lista a nivel planetario.

¿Quién se atreve a cri­ti­car la socie­dad del bie­nes­tar? no pode­mos que­dar­nos rele­ga­dos a un pasado caver­na­rio pues per­te­ne­ce­mos a la civi­li­za­ción del futuro. Los avan­ces cien­tí­fi­cos nos hacen más inte­li­gen­tes y más com­pe­ti­ti­vos al aumen­tar la capa­ci­dad de alma­ce­na­miento de nues­tra mente. De esta forma somos capa­ces de con­tras­tar los datos, abrir infi­ni­dad de docu­men­tos y archi­vos que engran­de­cen nues­tra memo­ria indi­vi­dual y colec­tiva. Las per­so­nas tras­fie­ren toda su memo­ria vital a un disco duro donde los chips micro­pro­ce­sa­do­res son una exten­sión más de nues­tro cerebro.

El cere­bro de los homí­ni­dos supe­rio­res es muy malea­ble. Hay razo­nes neu­ro­psi­co­ló­gi­cas que demues­tran la vul­ne­ra­bi­li­dad de la mente humana y lo deli­cada que es la con­quista de nues­tra auto­no­mía y liber­tad personal.

El impe­ria­lismo no con­tento con con­quis­tar la tie­rra, la luna o marte ahora quiere domi­nar nues­tro sub­cons­ciente, lobo­ti­zar nues­tro cere­bro y poseer hasta nues­tra alma. Igual que hacen los bru­jos en los ritua­les de vudú o magia negra, somos los muñe­qui­tos a los que les cla­van alfi­le­res mani­pu­lando nues­tra capa­ci­dad de dis­cer­nir y tomar decisiones.

La gente se cree impor­tante cuando opri­men una tecla y ¡hágase la luz y la luz fue hecha! se enciende el tele­vi­sor, la compu­tadora o el telé­fono móvil, sale el sol y de repente una voz ange­li­cal anun­cia que nos han man­dado un email, que hemos reci­bido SMS, que alguien nos está twi­teando o cha­teando y nos sen­ti­mos feli­ces pues no estoy solo, luego existo. Ese simio que lle­va­mos den­tro se merece un cacahuete.

La era digi­tal ha supuesto una de las fases más alie­nan­tes de evo­lu­ción humana. La depen­den­cia tec­no­ló­gica es bru­tal y des­pia­dada hasta el punto que tene­mos que des­ti­nar buena parte de nues­tros ingre­sos a pagar las fac­tu­ras del telé­fono, inter­net y demás ser­vi­cios tele­má­ti­cos.. Sen­ten­cia­dos a tra­ba­jar más horas extras, a pedir un cré­dito o ven­derle el alma al dia­blo si que­re­mos seguir chu­pando de la teta de la madre: una nueva pan­ta­lla gigante de tele­vi­sión extra­plana y de plasma Lsd Thos­hiba full HD 4 Hdmi, un compu­tador de la última gene­ra­ción el desk­top board Intel DX58SO 7 extreme edi­tion de 32 nm con pura poten­cia de pro­ce­sa­miento, la tableta iPod con una pan­ta­lla sen­si­ble al tacto y una capa­ci­dad de memo­ria flash de 64 gigby­tes mucho más íntima y efi­ciente que cual­quier PC o el telé­fono android Sam­sung Galaxy Mini que cuenta con GPS, WiFi y Blue­tooth. En este juego de las apa­rien­cias es nece­sa­rio demos­trar el esta­tus social al que per­te­ne­ces y ya han sur­gido dis­tin­tas cas­tas como: la chica Nokia, el chico Sam­sumg, el niñato Bla­ck­Be­rry, la niñata Sony Erics­son, el eje­cu­tivo Goo­gle o Ama­zon. Si mi vecino lo com­pró ¿ por qué yo no?

En nues­tro pla­neta toda­vía exis­ten pue­blos y etnias que per­ma­ne­cen en un esta­dio pri­mi­tivo y arte­sa­nal; indí­ge­nas, cam­pe­si­nos, cuyo medio de super­vi­ven­cia es el tra­bajo de la tie­rra. Ha lle­gado la hora de redi­mir a esa gran huma­ni­dad mar­gi­nada de la gran baca­nal capi­ta­lista. Todos esos parias hay que inte­grar­los en el sis­tema para que gene­ren rédi­tos y ganan­cias a las com­pa­ñías trans­na­cio­na­les. La pri­mera etapa ha sido la con­quista tele­vi­siva, el siguiente paso dotar­los de equi­pos infor­má­ti­cos obso­le­tos, popu­la­ri­zar el inter­net en las salas públi­cas o envi­ciar­los a los telé­fo­nos móvi­les de bajo coste. Lo prio­ri­ta­rio en los pla­nes de edu­ca­ción o alfa­be­ti­za­ción es cimen­tar el mito de la tecnología.

La revo­lu­ción digi­tal es una arma de doble filo ya que se con­vierte en la alter­na­tiva más efec­tiva a los gran­des mono­po­lios de la infor­ma­ción. Aflo­ran miles y miles de pági­nas webs inde­pen­dien­tes, la prensa on line, las radios libres, la lite­ra­tura, el arte, el vídeo, los docu­men­ta­les y pelí­cu­las under­ground. El cibe­res­pa­cio es el sitio ideal para publi­car todas esas obras y crea­cio­nes que de otra manera per­ma­ne­ce­rían en el ano­ni­mato. La con­tra­in­for­ma­ción es el reto. Pero lamen­ta­ble­mente pre­va­lece la idio­tez mediá­tica, la más gro­tesca zafie­dad, la char­la­ta­ne­ría barata, la pro­pa­ganda o el comer­cio más des­afo­rado. No somos per­so­nas sino con­su­mi­do­res y los con­su­mi­do­res pre­fie­ren enaje­narse con los temas más tri­via­les, el chis­mo­rreo, los jue­gui­tos on line, los pro­gra­mas o la por­no­gra­fía que cul­ti­var el inte­lecto y tomar conciencia.

La filo­so­fía racio­na­lista y el pen­sa­miento car­te­siano domi­nan la socie­dad con­tem­po­rá­nea. Los poe­tas y los román­ti­cos ya pue­den sui­ci­darse. Es nece­sa­rio adap­tar­nos al signo de los tiem­pos y pre­fe­ri­mos com­par­tir nues­tro tiempo libre con los jugue­tes tec­no­ló­gi­cos antes que con la fami­lia o los ami­gos. Esta­mos ansio­sos por devo­rar el pienso vir­tual y ¡straw­be­rry fields fore­ver! mi compu­tador, mi telé­fono, mi tableta, mi tele­vi­sor extra­plano es lo prio­ri­ta­rio. El modelo indi­vi­dua­lista y el ego­cen­trista va incre­men­tán­dose a pasos agigantados.

Ven­der, ven­der y ven­der más pro­duc­tos Apple, Micro­soft, Intel, Goo­gle e inun­dar el mer­cado con más telé­fo­nos móvi­les Nokia, Sam­sumg, Sony Smartp­hone. La oferta se queda corta y la demanda obliga a dupli­car la pro­duc­ción. Las mul­ti­na­cio­na­les para aho­rrar cos­tes y aumen­tar las ganan­cias fabri­can sus artícu­los en China o en la India explo­tando la mano de obra barata. Mate­rias pri­mas como el col­tan que es una mez­cla de mine­ra­les impres­cin­di­ble para la fabri­ca­ción de con­den­sa­do­res de los com­po­nen­tes digi­ta­les, ha ser­vido para finan­ciar a varios ban­dos en la segunda gue­rra del Congo, un con­flicto que ha pro­vo­cado más de 5.000.000 de muer­tos. Cuando los compu­tado­res, los telé­fo­nos, las tele­vi­sio­nes, los elec­tro­do­més­ti­cos en gene­ral se ave­rían o pasan de moda toda esa basura y esa cha­ta­rra muy con­ta­mi­nante crea un grave pro­blema ambien­tal en los paí­ses desa­rro­lla­dos. No hay mejor solu­ción que expor­tarla a Ghana, Kenia, Nige­ria, China o la India donde millo­nes de parias de se encar­ga­rán del pro­ceso de reci­clado. Esta tam­bién puede con­si­de­rarse parte de la « ayuda huma­ni­ta­ria » y no hay más que agra­de­cer a los « ami­tos blan­cos » su buen corazón.

Apple cie­rra su ejer­ci­cio del 2011 con un bene­fi­cio neto de 25 920 millo­nes de dóla­res. Una cifra record pero que no colma sus expec­ta­ti­vas. Steve Jobs, que se sabía mori­bundo, dejó bien tra­zado en su tes­ta­mento los pla­nes pre­vis­tos para los pró­xi­mos años. Aun­que físi­ca­mente haya des­a­pa­re­cido ahora comienza una vida vir­tual que lo pro­yecta a la inmor­ta­li­dad. Los pro­duc­tos digi­ta­les ya son con­si­de­ra­dos artícu­los de pri­mera nece­si­dad igual que el pan, el agua o la leche. La fina­li­dad es que estén pre­sen­tes en cada puesto de tra­bajo, en cada escuela, en la uni­ver­si­dad, en el hogar y hasta en la sopa. La alie­na­ción impe­rial y sus cade­nas invi­si­bles cum­ple a la per­fec­ción con su obje­tivo glo­ba­li­za­dor, sus leyes fas­cis­tas no tie­nen otro pro­pó­sito que en el nom­bre de la « liber­tad y la demo­cra­cia » escla­vi­zar a la gran humanidad.

Mar Muerto

La Haine

 

Los 10 escándalos sexuales de políticos que escandalizaron al mundo

EN POR

El 14 de mayo, Domi­ni­que Strauss– Kahn, direc­tor– gerente del Fondo Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, fue dete­nido por acu­sa­cio­nes de acoso sexual e intento de vio­la­ción hacia una reca­ma­rista de un hotel en Esta­dos Uni­dos (EEUU).

Ayer le fue negada la liber­tad bajo fianza a Strauss– Kahn, pues se teme que el gerente del FMI huya a Fran­cia y no pueda ser obli­gado a regre­sar y ser procesado.

Los car­gos que se le impu­tan son seis, de los cua­les los con­si­de­ra­dos más fuer­tes son intento de vio­la­ción, acto sexual delic­tivo y deten­ción ile­gal; estos son los más altos en la escala de agre­sión sexual pues inclu­yen el uso de la violencia.

Cabe men­cio­nar que sólo por el delito de intento de vio­la­ción podría enfren­tar de 15 a 20 años de cárcel.

Este no es el único caso de este tipo que se conoce, a lo largo del tiempo, muchos polí­ti­cos, empre­sa­rios y gente de la farán­dula se ha visto envuelta en escán­da­los sexua­les y acu­sa­cio­nes de esta índole.

Sexe­nio te pre­senta los 10 casos más sobre­sa­lien­tes de escán­da­los de políticos:

1. Bill Clin­ton: cuando era pre­si­dente de Esta­dos Uni­dos, Bill Clin­ton fue acu­sado de esta­ble­cer una rela­ción sexual con una beca­ria de la Casa Blanca de 23 años, Mónica Lewinsky. Luego de un jui­cio y muchos escán­da­los, Clin­ton se dis­culpó y con­ti­nuó su mandato.

2. Sil­vio Ber­lus­coni: en este inicio de año, el pri­mer minis­tro de Ita­lia, fue acu­sado de deli­tos sexua­les y abuso de poder, por lo que irá a jui­cio el 6 de abril. Está acu­sado de pros­ti­tu­ción de meno­res, man­te­ner rela­cio­nes sexua­les con meno­res y abuso de poder al pre­sio­nar a la poli­cía cuando arres­ta­ron a la menor de edad, Ruby, que pre­sun­ta­mente man­tuvo rela­cio­nes con él.

3. Daniel Ortega: el pre­si­dente de Nica­ra­gua fue acu­sado, en 2003, de abuso sexual con­ti­nuo a su hijas­tra Zoi­la­mé­rica Nar­váez. Final­mente, la hijas­tra dejó el pro­ceso penal en con­tra de su padrastro.

4. Fer­nando Lugo: el pre­si­dente de Para­guay, ex obispo, se vio envuelto en una fuerte polé­mica luego de que se reve­lara que tuvo tres hijos cuando toda­vía for­maba parte de la Igle­sia Católica.

5. Mario Marín Torres: a fina­les de 2005 se difun­dió una gra­ba­ción tele­fó­nica entre el ex gober­na­dor de Pue­bla y Kamel Nacif Borge, empre­sa­rio poblano, en la que Nacif agra­dece a Mario Marín por haber dete­nido a la perio­dista Lydia Cacho que recien­te­mente había publi­cado el libro Los demo­nios del Edén.

El libro denun­ciaba un nego­cio de por­no­gra­fía infan­til por parte del empre­sa­rio. En el audio, Nacif le ofrece al ahora famoso ‘gober pre­cioso’ –como se refi­rió a Marín– “dos bote­llas de coñac”, tér­mino que se espe­cula se refiere a meno­res de edad, para agra­de­cerle al gober­na­dor poblano su ayuda y apoyo en con­tra de las acu­sa­cio­nes de Cacho.

En 2010, se reveló otro audio donde el enton­ces gober­na­dor, Mario Marín, se rela­ciona con una mucha­cha de 17 años lla­mada Jes­sica. El audio apunta a que Marín y Jes­sica man­tu­vie­ron una rela­ción desde 1999.

6. Moshe Kat­sav: el ex pre­si­dente de Israel ha sido acu­sado en varias oca­sio­nes de abuso sexual y, en una oca­sión, de vio­la­ción, todo mien­tras era minis­tro de Turismo a fina­les de los 80.

7. George w. Bush: el padre de George Bush se vio envuelto en serias acu­sa­cio­nes en 1989 junto con Donald Reagan por una pre­sunta red de pros­ti­tu­ción homo­se­xual que se desem­pe­ñaba con fre­cuen­cia en la Casa Blanca; el pro­ceso no tras­cen­dió aun­que entre la lista se encon­tra­ron ofi­cia­les de gobierno, impor­tan­tes mili­ta­res, ban­que­ros, con­gre­sis­tas y demás per­so­nas de las altas esfe­ras estadunidenses.

8. Tho­mas Jef­fer­son: el prin­ci­pal autor de la decla­ra­ción de Inde­pen­den­cia de Esta­dos Uni­dos fue acu­sado de escla­vi­zar a Sally Hemings, una mujer con la que tuvo varios hijos.

9. Mark Foley: en sus tiem­pos de con­gre­sista repu­bli­cano en 2006, se le acusó de enviar men­sa­jes explí­ci­tos sexual­mente a diver­sas per­so­nas, entre ellas meno­res de edad, a tra­vés de varias pági­nas en Inter­net. La acu­sa­ción no pro­ce­dió por­que no se le pudo comprobar.

10. Larry Craig: sena­dor esta­du­ni­dense, fue acu­sado y con­de­nado por delito menor de con­ducta des­or­de­nada debido a que se le encon­tró teniendo acti­vi­dad sexual con otro hom­bre en el baño público del aero­puerto inter­na­cio­nal de Min­nea­po­lis– Saint Paul.

_____________________________

Fuente: Sexe­nio

Eve Ensler: calva, valiente y hermosa

EN POR

(*)Amy Goodman

Calva, valiente y hermosa: palabras que apenas alcanzan para comenzar a captar a la extraordinaria Eve Ensler, quien se sentó a mi lado la semana pasada, en medio de su batalla contra el cáncer de útero, para hablar de Nueva Orleáns y de la República Democrática del Congo. Autora de la conocida obra de teatro “Monólogos de la Vagina” y creadora de Día V, un movimiento activista mundial para detener la violencia contra mujeres y niñas, Eve cuenta cómo “el cáncer ha sido un enorme regalo”.

El emotivo ensayo de Eve “Congo Cáncer”, publicado en el periódico londinense The Guardian, comienza diciendo: “Algunas personas pueden pensar que es posible que una mujer se deprima cuando se le diagnostica cáncer de útero, luego se le practica una importante cirugía que deriva en un mes de infecciones debilitantes para luego rematar con meses de quimioterapia; pero la verdad, ese no fue mi veneno. Eso no ha sido lo que late dentro de mí tarde en las noches y me mantiene despierta y en marcha. Eso no ha sido lo que me empuja a momentos de insoportable oscuridad y depresión.” Su veneno, afirma Ensler en el ensayo, fue la epidemia de violaciones, torturas y violencia contra mujeres y niñas en la región oriental de la República Democrática del Congo.

Eve, que escribió “Monólogos de la Vagina” en 1996 como una forma de celebrar el cuerpo de la mujer y la potencia femenina, cuenta: “Durante los primeros tiempos de la obra y en todos los lugares del planeta a los que iba, las mujeres literalmente hacían cola después de la función. Al principio pensé: qué bien, vienen a contarme acerca de sus maravillosos orgasmos y sus excelentes vidas sexuales, voy a poder agregarlo a la obra. Pero, de hecho, el 90 o 95 por ciento de las mujeres hacían cola para contarme que habían sido víctimas de violación, maltratos, incesto o abuso. Claro que ya sabía que existe violencia contra la mujer, yo misma soy sobreviviente de violación y maltratos, pero no tenía idea de que sus proporciones fueran como las de una epidemia. No tenía idea de que, y estas son cifras estadísticas de la ONU, una de cada tres mujeres en el planeta es violada o golpeada durante su vida. De repente, esa puerta se abrió para mí.”

Fue entonces que Ensler comenzó a producir la obra con el objetivo de recaudar fondos para las líneas telefónicas de apoyo para situaciones de crisis por violación y para organizaciones de mujeres de Estados Unidos. “Se nos ocurrió la idea de Día V que puede significar tanto ‘Día para terminar con la Violencia’, como ‘Día de la Vagina’ y que reclama que el Día de San Valentín sea un día de amabilidad y buena voluntad para con las mujeres. Empezamos con una producción de ‘Monólogos de La Vagina’ en Nueva York en la que participaron actrices asombrosas como Whoopi Goldberg, Susan Sarandon y Glenn Close. Esa noche fue como un catalizador, simplemente dio impulso a este movimiento, y hace ya trece años. Ahora estamos presentes en ciento treinta países. El año pasado hubo cinco mil eventos en mil quinientos o mil seiscientos lugares. Se han recaudado cerca de ochenta millones de dólares, que se han volcado por completo a iniciativas de carácter local y comunitario.”

El movimiento Día V llevó a Eve a algunos de los lugares con situaciones más graves en la Tierra: Haití, la República Democrática del Congo y la Nueva Orleáns post-Huracán Katrina. Eve pasó un año con mujeres de Nueva Orleáns, recopilando, en una serie de monólogos, las descripciones que las mujeres daban de sus vidas y del impacto del Huracán Katrina. Esta recopilación se llama “Nadando contra la corriente”. Increíblemente, en plena quimioterapia, Eve va a dirigir dos funciones especiales a mediados de septiembre en Nueva Orleáns y en el Teatro Apollo de Harlem.

Congo oriental, una región devastada por la guerra en el país más empobrecido del mundo, es donde Eve Ensler y Día V han volcado la mayor parte de sus esfuerzos más recientes. Desde 1996, cientos de miles de mujeres y niñas han sido violadas en la región oriental de la República Democrática del Congo, víctimas de lo que Día V llama “feminicidio.” El mes pasado, rebeldes de Ruanda y del Congo tomaron poblaciones de la región oriental del país y violaron en grupo a casi doscientas mujeres y cinco niños. Las violaciones múltiples tuvieron lugar entre el 30 de julio y el 3 de agosto a pocos kilómetros de una misión de paz de la ONU y fueron denunciadas recién luego de transcurridas tres semanas.

Estas violaciones son brutales, dejan a las víctimas con heridas profundas y fístulas que requieren cirugía. Día V ha trabajado conjuntamente con el Hospital Panzi de Bukavu, única institución médica de la región donde las mujeres pueden recibir tratamiento médico adecuado. Al lado de este hospital, Día V está construyendo una zona segura controlada por mujeres llamada “La Ciudad de la Alegría”.

Eve afirma que fueron las propias mujeres quienes desarrollaron la planificación de La Ciudad de La Alegría: “Pasamos meses y meses con mujeres del Congo, haciendo entrevistas, hablando con ellas acerca de qué era lo que más querían, lo que más necesitaban y todo el mundo hablaba de un lugar donde poder sanar, entrenarse, convertirse en líderes, donde tener el tiempo y un respiro para reconstruirse a ellas mismas y reorientar sus energías hacia sus comunidades.” Si todo sale bien con su propio tratamiento, Eve se les unirá en febrero para la apertura de La Ciudad de la Alegría.

El trabajo de Dia V, según me dijo Eve, define lo que ella llama “un tipo de V de tres vías entre Haití, el Congo y Nueva Orleáns” y explica además: “Las personas hacemos cosas de manera inconciente y somos llevadas a ciertos lugares inconcientemente, es entonces cuando nos damos cuenta de que existen todas estas interconexiones asombrosas. Cuando estaba en Nueva Orleáns y trabajábamos en ‘V elevado a la décima potencia’ hablábamos acerca de dónde íbamos a poner en escena esa enorme muestra y me dijeron que tenía que ir a ver la Plaza Congo, un poco sorprendida les pregunté si en verdad existía un lugar llamado Plaza Congo en Nueva Orleáns y de hecho la Plaza Congo era el lugar a dónde los esclavos acudían los fines de semana para reclamar su herencia originaria. La mayoría de los esclavos que llegaron a Nueva Orleáns provenían del Congo. Esto fue, y es, una asombrosa conexión. Claro que también estamos ahora trabajando en Haiti y vemos este tipo de V de tres vías entre Haití, Congo y Nueva Orleáns. Fue entonces, una vez que habíamos hecho todo eso, que habíamos traído activistas a Nueva Orleáns el año pasado, al doctor Mukwege del Hospital Panza, a quien rendimos homenaje en ese gran evento, y a Christine Schuler Deschryver. Al estar al lado del doctor Mukwege, que es uno de los grandes médicos y líderes del Congo, y realizar la marcha desde la Plaza Congo hasta el estadio Superdomo junto a él, comprendí de qué manera el mundo se encuentra tan profundamente interconectado. Nuestra historia va creando un futuro que, si no investigamos la historia, hace que continuemos con el mismo tipo de opresión y colonialismo, de violación y destrucción que continúan hoy en el Congo, en Haiti y en Nueva Orleáns.”

Con un pañuelo en la cabeza tras haber perdido su cabello durante los tratamientos contra el cáncer, Eve Ensler está a días de comenzar su cuarto round de quimioterapia. Le pregunté cómo hace.

“Las mujeres del Congo me salvaron la vida. Todos los días me levanto y pienso para mis adentros: puedo seguir. Si una mujer en el Congo se levantó esta mañana después de que parte de su interior le fue extirpado, ¿qué problema tengo yo en realidad? Y pienso en cómo bailan. Cada vez que voy al Congo, bailan y cantan y siguen adelante a pesar de haber sido olvidadas y abandonadas por el mundo. Y pienso que tengo que mejorarme, que tengo que vivir para ver el día en que las mujeres del Congo sean libres, porque si esas mujeres son libres, las mujeres de todo el mundo seremos libres y seguiremos adelante.”

Publicado el 2 de septiembre de 2010

Por Amy GoodmanDenis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2010 Amy Goodman

Go to ARRIBA